Promueven recorridos turísticos a extranjeros en panteones

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

Esta mañana, fue un éxito la realización de recorridos turísticos a extranjeros al panteón municipal de la colonia 5 de Diciembre.

Además de la presencia de elementos de la oficina de panteones municipales, de turismo, reglamentos y de la unidad municipal de protección civil, destacó la oleada de visitantes extranjeros, quienes acudieron para conocer más de cerca de esta tradición mexicana.

Sin obstaculizar el papel de las familias vallartenses, que buscan en momentos un tiempo de privacidad para sus fieles difuntos y de la celebración de la tradicional misa, los visitantes principalmente procedentes de Estados Unidos y Canadá, son llevado a uno de los extremos del panteón, para en una o dos tumbas, recibir amplia explicación acerca de lo que las familias en nuestro país hacen un día como hoy.

Los turistas observan gran cantidad de flores, niños, imágenes y coronas en alusión a los fieles difuntos.

Se les explica que por ejemplo, las calaveras de dulce tienen escrito en la frente el nombre del difunto (o en algunos casos de personas vivas, en forma de broma modesta que no ofende en particular al aludido), y las consumen parientes o amigos.

El pan de muerto es una representación de la eucaristía, y fue agregado por los evangelizadores españoles.

Es un panecillo dulce que se hornea en diferentes figuras, desde simples formas redondas hasta cráneos, adornado con formas de huesos hechas con el mismo pan; se le espolvorea azúcar y se elabora con anís.

Las flores, que, durante el período del 1 al 2 de noviembre las familias suelen limpiar y decorar las tumbas con coloridas coronas de flores de rosas y girasoles, entre otras, pero principalmente de cempasúchitl, las cuales se cree atraen y guían las almas de los muertos.

Se dice por ejemplo que, la flor de cempasúchitl es símbolo del resplandor del sol, que se consideraba el origen de todo.

Sirve de guía a las almas para indicarles el rumbo por el cual llegar al que fuera su hogar.

Cada flor representa una vida, y en el caso del difunto significa que este aún conserva un lugar dentro del Todo, y que no ha sido olvidado por sus amigos y familiares.

La ofrenda y la visita de las almas, se cree que las almas de los niños regresan de visita el día primero de noviembre, y que las almas de los adultos regresan el día 2.

En el caso de que no se pueda visitar la tumba, ya sea porque ya no existe la tumba del difunto o porque la familia está muy lejos para ir a visitarla, también se elaboran detallados altares en las casas, donde se ponen las ofrendas, que pueden ser platillos de comida, el pan de muerto, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto al retrato de los difuntos, rodeados de veladoras.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!