La DEA seguía de cerca al Fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, desde hace varios meses

Jornada.unam.mx/ Agentes federales de Estados Unidos detuvieron al fiscal de Nayarit, Édgar Veytia, acusado por el gobierno de ese país de conspiración para manufacturar y distribuir en su territorio cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana, según el documento CR1700115 de la corte del distrito este de Nueva York.

A cinco meses y medio de concluir su mandato, el gobernador Roberto Sandoval Castañeda confirmó la detención de quien se consideraba su hombre de confianza y aseguró que su gobierno coadyuvará en la investigación que se desarrolle en México o en el extranjero; designó encargado de despacho a Carlos Alberto Rodríguez Valdez, a quien pidió garantizar el aspecto jurídico de la dependencia y los derechos humanos.

La aprehensión se realizó en el puente binacional exprés que une al aeropuerto de Tijuana, Baja California, con la zona portuaria de Otay Mesa, en San Diego, California, que es utilizado por usuarios del servicio de aviación.

Veytia fue trasladado a la correccional metropolitana de San Diego en espera de ser llevado a la corte de distrito de Nueva York, que lo requiere por los presuntos delitos de conspiración y distribución de drogas.

La orden de aprehensión fue emitida por un juez del distrito sur de Florida, pero también una corte del distrito este de Nueva York lo estaba buscando, lo que supone que la red de Veytia surtía a distribuidores de ambas entidades. En Estados Unidos, fuentes del Departamento de Justicia confirmaron que la agencia antidrogas de ese país (DEA) tenía meses siguiendo de cerca al fiscal de Nayarit.

Según el expediente 17MJ0928, al funcionario lo acusan por tráfico de cocaína, heroína, metanfetaminas y mariguana, y comandaba una fuerte red de tráfico de drogas.

De acuerdo con el documento, ‘‘entre enero de 2013 y febrero de 2017, El Diablo, Eepp o Lic. Veytia, como las autoridades de Estados Unidos identifican al fiscal, ‘‘junto con otras personas, de manera intencional y con conocimiento de causa, conspiraron para elaborar (manufacturar) y distribuir una o más sustancias controladas, sabiendo que esas sustancias eran ilegales para su importación a Estados Unidos desde otro país’’.

El periódico Ríodoce, que circula en Sinaloa, obtuvo copia de los documentos judiciales en los que se involucra al funcionario con el narcotráfico, además de que se le señala como un ‘‘sanguinario’’ que ordenaba desaparecer o asesinar a sus enemigos o a quienes le estorbaban en sus negocios ilícitos.

Édgar Veytia rindió protesta el 18 de febrero de 2013Foto Fiscalía de Nayarit
Familiares de desaparecidos señalaron el año pasado las presuntas ligas de Veytia con el cártel Jalisco Nueva generación, que habría desplazado al cártel de Sinaloa en la entidad.

Veytia viajaba constantemente a San Diego. Posee una mansión en East Lake, California, pero las autoridades estadunidenses no han explicado qué negocios tenía en ese país.

En Tepic, el gobernador Roberto Sandoval Castañeda declaró: ‘‘Quien se desempeñaba como fiscal general fue detenido en Estados Unidos; los detalles de la detención y de las impugnaciones en contra del señor Veytia aún no han sido del conocimiento público y competerá a las autoridades estadunidenses darlos a conocer.

‘‘No tenemos muy clara la detención del licenciado Veytia’’, dijo en varias ocasiones, pero ‘‘el gobierno de Nayarit ofrece su plena colaboración con cualquier autoridad, ya sea nacional o extranjera’’, señaló en su mensaje en la casa de gobierno de Tepic.

El Ejecutivo estatal señaló que él asumirá la responsabilidad de la seguridad en el estado y para ello solicitó en la Secretaría de Gobernación que las fuerzas federales apoyen a Nayarit para seguir manteniendo la tranquilidad de la que gozan las familias.

El gobernador informó que este jueves se reunirá con el gabinete y las fuerzas militares para analizar detalles de este tema ‘‘en el que no bajaremos la guardia’’, dijo. Resaltó asimismo la seguridad en que ha vivido el estado en los años recientes.

Édgar Veytia rindió protesta como fiscal el 18 de febrero de 2013, ante el pleno del Congreso local. Hasta entonces era encargado del despacho del procurador de Justicia. Fue nombrado fiscal por siete años (2013-2020).

De Veytia no se conocía su segundo apellido; su curriculo no lo tiene; fue secretario de Seguridad Pública, Tránsito y Vialidad en Tepic, cuando el hoy gobernador Roberto Sandoval fue alcalde (2008-2011). Es abogado y en el sector público se ha manejado en el transporte estatal y federal. A principios de este año se convirtió en el notario número 39, con sede en Bahía de Banderas (Riviera Nayarit).

El ahora ex fiscal fue objeto de al menos dos atentados; el más recordado fue el ocurrido la madrugada del 14 de diciembre de 2011, cuando se dirigía a su casa. Los escoltas que sobrevivieron cuentan que Veytia bajó de su camioneta con blindaje 7 y arma en mano enfrentó a los presuntos sicarios.

LA VIOLENCIA EN NAYARIT Y SU FISCAL EDGAR VEYTIA

Nayarit cerró 2016 como la entidad menos violenta del país (por el número y tasa de homicidios dolosos, secuestros y extorsiones) y pese a un alza sustancial en febrero sigue en el grupo de los estados con menor incidencia delictiva.

Sin embargo, su fiscal general, Édgar Veytia Cambero, fue acusado en Estados Unidos de traficar drogas. El funcionario fue detenido el martes anterior en San Diego, California.

En enero pasado hubo cuatro víctimas de asesinato, pero para febrero la cifra se disparó a 24. Fue evidente que algo ocurrió si se compara el dato con los meses anteriores. De hecho es la cifra más alta desde mayo de 2014, cuando se reportaron 25 muertes violentas, la mayoría cometidas con arma de fuego.

Pese al alza de febrero, Nayarit sigue en el grupo de estados más pacíficos (con baja incidencia delictiva e incluso tasa cero en secuestros y extorsiones). En asesinatos sólo está por arriba de Aguascalientes y casi a la par de Yucatán.

Aún a estas curvas, Nayarit había sorteado los altos índices de inseguridad y violencia de sus vecinos Sinaloa, Durango y Jalisco, zonas disputadas por cárteles de la droga.

En 2015 se registraron en la zona nayarita 71 crímenes y para 2016 la cifra bajó sustancialmente a 39. Como se indicó, para 2017 la suma de víctimas por homicidio doloso es de 28.

Durante el primer bimestre del año la tasa de homicidios dolosos a escala nacional fue de 3.06 casos por cada 100 mil habitantes, mientras que la de Nayarit fue de 1.10, Aguascalientes, 0.53 y Yucatán, 0.64.

Los datos anteriores son compilados por el Sistema Nacional de Seguridad Pública de la Secretaría de Gobernación.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!