Asesinado en Brisas del Pacífico era agente de seguridad privada

Por Adrián De los Santos

Con un balazo en la cabeza, fue hallado la tarde de ayer el cuerpo sin vida de un agente de seguridad privada, vecino de la colonia Brisas del Pacífico, en el interior de un terreno baldío que además era utilizado como taller de laminado y pintura.

Las autoridades municipales y judiciales fueron enteradas de estos lamentables hechos y acudieron al lugar donde fue hallado el cuerpo sin vida, logrando localizar evidencia que dejaba en claro que la persona sí fue ejecutada en ese sitio, por lo que fue iniciada una Carpeta de Investigación al respecto.

Se dio a conocer que fue a es de las 14:30 horas cuando elementos de la Policía Municipal fueron alertados acerca de una persona que estaba lesionada en el interior de un terreno baldío, en la calle Finlandia entre China y Japón, en la colonia Brisas del Pacífico, por lo que era necesario la presencia de los paramédicos.

Al lugar llegaron elementos de la patrulla PV-300, así como paramédicos de las unidades PC-10 y B-64, mismos que a su llegada entraron a la finca número 1317, en donde hallaron en la parte trasera, el cuerpo sin vida de un joven, mismo que presentaba un balazo en la cabeza.

Al confirmar la muerte del joven, el lugar fue acordonado y las autoridades judiciales alertadas de los hechos, informándose en esos momentos que el ahora occiso estaba identificado como Oscar Daniel Amezcua Rodríguez, alías “El Chore”, de 19 años de edad, vecino de la calle Finlandia número 1308 de la colonia Brisas del Pacífico, de oficio agente de seguridad privada.

En el lugar estaba el señor Sergio Amezcua, padre del ahora occiso, quien desconcertado por lo sucedido, informó a los agentes que su muchacho se había salido de su casa desde las 7 de la noche del día anterior y que no llegó a dormir.

Que no aparecía y eso se les hacía extraño, toda vez que a trabajar tampoco se había presentado, sin embargo, que llegó su vecino Helio Galván para informarle que su muchacho estaba tirado en la parte trasera de su casa, dentro del terreno baldío que él utiliza como taller de laminado, por lo que fueron a ver y se dieron cuenta de que no reaccionaba y tenía sangre en la cabeza.

Se dijo además, que momentos antes, la inquilina del segundo piso de la finca 1317, salió al balcón de la parte trasera de su casa, para despuntarse el cabello, pero al asomarse para abajo, vio los pies de una persona y asomarse más, vio que era un muchacho que tenía sangre en la cabeza, por lo que le avisó a su papá y éste a su vez al reconocer al muchacho, fue a decir a su vecino que su hijo ahí estaba tirado.

Otros vecinos informaron que por la noche, a eso de las 23 a 24 horas, habían escuchado una detonación en ese lugar, pero que como seguido el vecino de la parte baja de la finca 1317 hace disparos al aire, no le tomaron importancia pero que desconocían sí esta vez tenían o no que ver con estos hechos, el caso es que esos vecinos no estaban en esos momentos.

Al lugar llegaron peritos de servicios periciales y elementos de la fiscalía, quienes iniciaron sus averiguaciones correspondientes, hallaron un casquillo percutido en la escena del crimen, lo recogieron luego de fijarlo con imágenes y posteriormente el cuerpo sin vida del muchacho fue levantado para ser llevado al Semefo.

Trascendió que esto sucede a un año de que fue asesinado a balazos su amigo y vecino, Armando alías “El Morral”, en las afueras de una tienda de abarrotes en esa misma zona, caso que sigue sin aclararse.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!