Murat niega haber hablado sobre empresarios con “Alito”; el audio fue fabricado, dice

José Murat rechazó haber tenido la conversación con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, que fue difundida por la gobernadora de Campeche, y aseguró que “dicho audio fue fabricado de mala fe».

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).– José Murat rechazó haber tenido la conversación con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno, que fue difundida por la gobernadora de Campeche, en la cual se escucha la voz presuntamente de los dos priistas denostado a un grupo de empresarios.

Sin embargo, en su carta pública, el exgobernador de Oaxaca no descarta que la voz que se escucha en la conversación sea la de Alejandro Moreno “Alito”.

En una tarjeta informativa, Murat califica los audios revelados por Laysa Sansores como “parte de un espectáculo circense y sensacionalista” y niega que sea la persona que habla con “Alito”.

“Nunca he participado en llamada telefónica alguna con Alejandro Moreno en que se haya tratado este tipo de temas”, señala el presidente de la Fundación Colosio del PRI.

“Dicho audio fue fabricado de mala fe con la intención de ofender, difamar y confrontar”, asegura Murat en su tarjeta fechada este miércoles.

“Hace 16 año culminé mi último periodo como legislador. Es un despropósito y una perversidad que se me pretenda relacionar con una supuesta iniciativa en materia de minería, que nunca he elaborado y mucho menos presentado”, sostiene el político oaxaqueño.

Finalmente, señala que está dispuesto a dialogar con los medios para que se sepa que “la manipulación mediática y la conspiración no pueden ser método ni fin”.

La postura de Murat es referente a los audios que el martes la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, difundió en su programa en el cual presuntamente se escucha a “Alito” y Murat poniéndose de acuerdo para apoyar una reforma a la ley minera y presionar a algunos empresarios.

Previo a ello, Moreno hizo mención de algunos de los empresarios como Germán Larrea, Alberto Bailléres, los Cababie, dueños de GICSA, entre otros.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!