Estero El Salado es Muy Poco Visitado

Redacción NoticiasPV

Pocos son los turistas nacionales y extranjeros que en la actualidad visitan el Estero El Salado para realizar paseos en su interior, señaló Jaime Torres, director del Área Natural Protegida (ANP), al indicar que no han realizado convenios con agencias de viajes, porque se pretende mantener el lugar como un sitio de conservación.

“Hemos trabajado con algunos de ellos de manera independiente, específicos, muchos de los hoteles ya tienen agencias internas que no pueden tener relaciones con nosotros, estamos intentando trabajar con algunas agencias más grandes, pero nos hemos limitado nosotros mismos porque no queremos tener un sitio de actividades turísticas, no se trata de ello, sino se trata de un sitio es la conservación de los recursos y donde la calidad de la información que se proporciona es de nuestro principal interés”.

Cabe recordar que el Fideicomiso Estero de El Salado (FIDEES), decidió realizar paseos turísticos a lo largo del canal navegable, para que residentes de la zona; así como turistas conocieran las maravillas naturales del lugar.

Señaló que se está poco a poco creciendo “En cuanto a la capacidad de la panga es de 13 personas y la panga sale cada dos horas, pero en cuanto a capacidad física y de operación, podríamos aumentar esto diez veces más, pero vamos por pausas, vamos primero evaluando sí es eficiente, que sí es una necesidad, que sí es aceptado y después vamos a dar el siguiente paso”.

Agregó finalmente que no pueden dar un siguiente paso porque se tienen carencias, como es la falta de sanitarios, aunque dijo que ya la Fundación Punta de Mita financió los sanitarios para apoyar esas escuelas que visitan el estero El Salado.

                                                         
Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!