Violencia en Guerrero impide a 62 mil 300 estudiantes volver a clases

proceso.com.mx

CHILPANCINGO. Gro. (apro).- Trabajadores de la educación decidieron no reanudar clases esta semana en más de 600 centros escolares de nivel básico, medio y superior de la región Centro que permanecen cerrados por la ola de violencia que no cesa en los municipios indígenas de Chilapa, Zitlala, José Joaquín de Herrera y Ahuacuotzingo.

Esta medida afecta a 62 mil 300 estudiantes y más de 3 mil 400 docentes y personal de apoyo, informaron docentes del magisterio disidente.

Los profesores decidieron no regresar a clases ante la falta de garantías de seguridad por la disputa que mantienen bandas delincuenciales para controlar la ruta del opio en esta franja de la entidad colapsada por la narcoviolencia.

La suspensión de labores en los nueve municipios afectados por la incidencia criminal comenzó en la Montaña baja, el 25 de septiembre, cuando decenas de profesores se manifestaron sobre la carretera que conecta Chilpancingo y la ciudad de Tlapa, a la altura de la cabecera municipal de Tixtla.

Los inconformes exigieron, desde ese entonces, seguridad y el restablecimiento del servicio de transporte público que permanece suspendido “por órdenes” de la delincuencia.

Con esa acción, los profesores demandaron al gobernador Héctor Astudillo Flores dejar de asumir una actitud omisa ante la situación de inseguridad y violencia que se vive en las regiones Centro y Montaña, donde las bandas de Los Rojos y Los Ardillos mantienen una confrontación desde hace varios años.

A más de 40 días de que 663 centros escolares permanecen cerrados por la inseguridad en la zona de la Montaña baja, la ola de violencia no cesa. Apenas este domingo 5 fueron localizados siete cuerpos calcinados en las inmediaciones de Chilapa.

En respuesta, los docentes decidieron no reanudar labores esta semana en los nueve municipios afectados por la narcoviolencia.

Ello a pesar de que las autoridades educativas emplazaron a los profesores a regresar a clases, luego de cuatro prorrogas autorizadas mediante oficio.

En el oficio 1/2017/2292, emitido por la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), y dirigido a jefes de sector, supervisores, inspectores y directores de educación básica y media superior de las regiones Montaña Baja, Montaña Alta y Centro, las autoridades educativas admitieron la grave situación de violencia que se vive en esa zona.

“Derivado de los recientes acontecimientos que se han venido suscitando en el municipio de Chilapa, relacionados con la suspensión del servicio de transporte público por asuntos de inseguridad, operaremos una fase de tolerancia a fin de no aplicar descuentos a los trabajadores que registren retado en su llegada o el retiro antes de concluir la jornada vespertina o bien acrediten su inasistencia hasta que se normalice la prestación del servicio de transporte y/o se establezcan los protocolos de seguridad correspondientes”, señalaron funcionarios de la SEG desde finales de septiembre.

No obstante, la seguridad en Chilapa y sus alrededores no se ha restablecido y el derecho al libre tránsito permanece suspendido en municipios completos que son controlados por la delincuencia, señalaron los docentes inconformes.

Incluso, integrantes de organizaciones sociales y defensores de los derechos humanos han denunciado públicamente que la delincuencia impuso un virtual toque de queda en Chilapa, donde la actividad económica y comercial se también se encuentra colapsada.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!