Por desaparición forzada detienen a director de la Policía de Compostela

Junto con seis policías más fueron asegurados en un impresionante operativo implementado por la Guardia Nacional, Policía Estatal y Agentes de la Fiscalía de Nayarit

Por el delito de desaparición forzada, fueron detenidos esta mañana de lunes, el Director de Seguridad Pública de Compostela, y seis de sus Policías Municipales, quienes inmediatamente fueron presentados al Juez que los estaba solicitando.

Así lo dio a conocer de manera oficial la Fiscalía General del Estado de Nayarit, en su página oficial del Facebook, donde informaron sobre la sorpresiva detención del «Jefe» policíaco y los elementos a su cargo.

La captura de los Policías Municipales y del Director de Seguridad Pública se realizó en un impresionante operativo en conjunto en el que participaron los elementos de la Guardia Nacional, además de la Policía Estatal Preventiva y Agentes de la Fiscalía General del Estado, quienes lograron la detención de Gibrán “N” y 6 elementos de la Policía Municipal de Compostela, esto tras cumplimentarse una orden de aprehensión otorgada por un Juez de Control, por su probable intervención en la comisión de un hecho que la ley señala como delito de Desaparición Forzada de Personas, cometido en agravio de una persona del sexo masculino de identidad reservada.

Cabe señalar que Gibrán “N” se desempeñaba como Director de Seguridad Pública del citado municipio, mientras que Ángela Janet “N”, María Elizabeth”, Miguel “N”, Édgar Ramón “N”, Francisco Javier “N” y Nelson “N”, eran policías municipales en activo.

Por tal motivo los ahora detenidos quedaron a disposición del Juez de Control del Sistema Penal Acusatorio y Oral, con el objeto de realizar los trámites de rigor que definirán su condición legal.

Compartir

Reportero. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!