Graffiti de mal en peor en zona urbana

Por Mauricio Lira Camacho
NOTICIASPV

La actividad del graffiti de mal en peor en zona urbana, dentro del municipio de Puerto Vallarta.

A parte de que se salió de control el graffiti, hoy como nunca invade espacios cada vez más urbanos en el municipio costero, uno de los más importantes del país.

Si bien es cierto, en un principio esta actividad solamente se mostraba como un delito en bardas y casas en las colonias populares, en los últimos tiempos, los espacios ya no son tan exclusivos.

Quienes incurren en este tipo de faltas, no respetan la imagen urbana en el municipio.

Simplemente transitar por la avenida grandes lagos del exclusivo fraccionamiento fluvial Vallarta, representa observar mucho daño visual.

Escuelas que han sido objeto de esta práctica, lo mismo que tiendas de conveniencia y edificios públicos.

Se trata de un fraccionamiento que desde sus inicios cuidó sus diseños de imagen urbana, previniendo el graffiti.

Sin embargo, con el paso del tiempo los encargados de rayar paredes e inmuebles, ganaron terreno.

Hoy por todas las calles en donde existen construcciones, el ciudadano y el visitante se llevan esta amarga experiencia.

No se diga de propietarios de casas, quienes tardan más en invertir recursos económicos en botes de pintura y remodelar fachadas, que el delincuente común quien ya les dañó sus propiedades.

Ninguna autoridad estatal o municipal, ha logrado poner freno a las actividades ilícitas de esta naturaleza.

El único logro que se ha tenido es el de haber podido obligar a los propietarios de tiendas, a colocar letreros en donde se avisa que no pueden vender ese tipo de productos, principalmente aerosoles a menores de edad.

De castigos, el impedimento es hacerlos pues en la gran mayoría de las ocasiones se trata de menores de edad.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!