Decenas de personas logran llegar al monolito de Utah y comparten su hazaña en redes sociales (FOTOS)

Uno de los primeros confirmó que el monolito es de aluminio, no es magnético, está compuesto por tres piezas y faltan dos remaches en la parte superior.

actualidad.rt.com

Decenas de personas han logrado dar con la ubicación del monolito metálico del desierto de Utah a pesar de que las autoridades aseguraron que se encontraba en un área «muy remota» y de difícil acceso. No obstante, la advertencia provocó el efecto contrario en la ciudadanía que de inmediato inició las investigaciones a través de Internet.

Gracias a Google Earth, los internautas descubrieron las coordenadas del «extraño» objeto, cuyo origen y propósito aún no han sido revelados. La población no tardó en utilizar los datos encontrados para emprender el viaje y presenciar el hallazgo por sí mismos.

Uno de los primeros en llegar fue David Surber, un exoficial del Ejército de EE. UU. de 33 años que compartió su travesía en Instagram y reveló otros detalles interesantes: el monolito es de aluminio, no es magnético, está compuesto por tres piezas y faltan dos remaches en la parte superior.

El joven aconsejó viajar en un auto todoterreno debido a la complejidad de la ruta que llevará aproximadamente 45 minutos desde que se toma la vía Lockhart Rd. Además, señaló que desde el lugar donde se puede estacionar el auto, se debe caminar entre 10 y 15 minutos para encontrar el monolito.

«Lo tuve [al monolito] solo para mí durante unos 10 minutos por la mañana antes de que la gente empezara a aparecer, pero en general no hay demasiadas personas que quieran hacer el viaje», comentó Surber tras mencionar que «sin importar quién lo construyó o de dónde vino. Fue un escape positivo del mundo actual».

Recientemente, la galería David Zwirner aseguró que el objeto era una de las «esculturas de tablones independientes» del artista John McCracken, quien murió el 8 de abril de 2011, pero poco después se retractó y considera que es una obra de otro artista que rinde homenaje al escultor fallecido.

Al igual que Surber, otras personas han llegado al lugar y han compartido sus fotos en la Red. Parejas, grupos de amigos e incluso familias enteras acudieron al sitio cuanto antes ignorando las declaraciones de las autoridades, que temían que la gente que visite la zona pueda requerir rescate.

«No todos los días un monolito inexplicable (¿instalación de arte? ¿marca alienígena?) aparece en tu ‘patio trasero’. ¡No puedo decirles cuánto me gusta esta divertida distracción de este año loco que hemos tenido!», escribió Allison Yamamoto, una habitante de Utah.

Mientras otros, acudieron al sitio vestidos de alienígenas para simular un «encuentro extraterrestre».

Finalmente, los usuarios de redes sociales se mostraron orgullosos de encontrar el monolito, cuya ubicación se convirtió en un verdadero desafío similar a la «búsqueda de un tesoro».

Compartir
error: ¡Atención!