Voces silenciadas: ONU y UE piden por periodistas asesinados

Exigen aclarar asesinatos en México; comunicadores hacen protesta nacional

heraldodemexico.com.mx

La condena por el asesinato de la periodista Lourdes Maldonado escaló, luego de que la ONU y la Unión Europea pidieron avances en la investigación y que el caso no quede en la impunidad; aunado a ello, comunicadores protestaron en unas 40 ciudades del país.

A la petición de justicia se sumaron, de manera virtual, organizaciones como Artículo 19, la CNDH, órganos del Consejo Coordinador Empresarial y las embajadas de Noruega y Suiza, entre otros.

Ayer, en la conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió a investigar a fondo el asesinato de la periodista, quien falleció de un disparo de arma de fuego en la cabeza la noche del domingo, afuera de su casa en Tijuana. Mientras, el fiscal de Baja California, Ricardo Iván Carpio, dijo que agotarán todas las líneas de investigación para que el caso no quede impune.

Las dos principales, mencionó a Adela Micha, en El Heraldo TV, son su actividad periodística y un tema inmobiliario, pero no descartó la demanda laboral que involucra a Jaime Bonilla, empresario de medios de comunicación. Dijo que no hay una línea sólida para responsabilizar al exgobernador.

Comentó que desde abril de 2021, Maldonado estaba bajo el mecanismo de protección, que consistía, entre otros, en rondines por su casa, un botón de pánico, y el acompañamiento de agentes de las 20:00 a las 06:00 horas todos los días. Bonilla negó haber amenazado a Maldonado, quien trabajó en una de sus empresas de televisión y desde hace más de ocho años inició un proceso por despido injustificado, caso que recientemente ganó.

Indicó que se reunió con la periodista hace más de un año por un tema inmobiliario, pero no hablaron de la demanda. Dijo a Salvador García Soto, en El Heraldo Radio, que está dispuesto a ir la Fiscalía si lo requiere y criticó que haya fallado el mecanismo de protección que, dijo, dejó funcionando.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!