Tras el escándalo de las fotos, la Infanta Cristina y Urdangarin anunciaron su separación

En un comunicado oficial afirman que han decidido “interrumpir su relación matrimonial”, que duraba más de 24 años, y que “el compromiso” con sus hijos “permanece intacto”

La Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin han decidido separarse, según un comunicado oficial conjunto que emitieron en horas del mediodía de España. En parte de prensa se informa que el matrimonio ha decidido “de común acuerdo, interrumpir su relación matrimonial”.

La ruptura se produce después de que la semana pasada la revista Lectura publicara unas imágenes del ex Duque de Palma paseando de la mano con otra mujer. Las imágenes fueron tomadas en la playa francesa de Bidart. En esa localidad la Infanta y Urdangarin tienen una casa donde suelen pasar las vacaciones de verano.

En el breve comunicado enviado a la Agencia Efe se añade: “El compromiso con nuestros hijos permanece intacto. Dado que es una decisión de ámbito privado, pedimos el máximo respeto a todos los que nos rodean. Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin”.

Cristina e Iñaki Urdangarin se casaron en 1997. Se habían conocido un año antes, durante los Juegos Olímpicos de Atlanta, donde él participó como integrante de la selección española de balonmano. Hasta 2011, cuando estalló el Caso Nóos, se consideró que ambos formaban un matrimonio ejemplar. Máxime después de la ruptura de la relación de su hermana, la Infanta Elena, con Jaime de Marichalar, primera ruptura oficial en la Casa Real.

Un día después de publicarse las fotos de Urdangarin con Ainhoa Armentia, una mujer casada y con dos hijos, el ya ‘ex’ de la Cristina de Borbón, hija del rey Emérito Juan Carlos I, declaró: “Vamos a gestionarlo de la mejor manera posible”.

Horas antes, el hijo mayor del matrimonio, Pablo, había hablado con los medios de comunicación: “Son cosas que pasan” y explicó que “el tema se hablará dentro de la familia”.

El paseo de Urdangarin con Armentia se produjo después de las Navidades. El ex jugador de balonmano pasó esas fiestas en Vitoria (capital de la provincia vasca de Álava) con la Infanta, sus cuatro hijos, y el resto de su familia.

Urdangarin y la Infanta Cristina perdieron sus títulos -Duques de Palma- tras su implicación en un escándalo de corrupción política, el citado Caso Nóos. Él fue acusado, entre otros delitos, de fraude, malversación, blanqueo de capitales… Ella, que se sentó en el banquillo en 2014, fue exonerada de toda responsabilidad.

Sin embargo, Urdangarin finalmente fue condenado a 6 años y 3 meses de prisión. Ingresó en el penal de Brieva (Ávila) el 18 de junio de 2018, donde permaneció hasta enero de 2020, cuando le fue concedido el tercer grado penitenciario. Desde junio de 2021 ya no tiene que acudir a prisión para dormir.

Tras salir de prisión, el matrimonio, según todas las fuentes conocedoras de la relación, ya no vivió junto. Si bien se los ha podido ver juntos en apariciones recientes, ella vivía habitualmente en Suiza y él residía en Vitoria, donde trabajaba.

El ya ex cuñado del rey Felipe VI y yerno del rey Emérito, Juan Carlos I, empezó a trabajar en el bufete de abogados Imaz&Asociados, de la capital vitoriana. Allí conoció a Ainhoa Armentia.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!