Tiene México nuevo tesoro en la Unesco; protegen reserva

Decretan patrimonio de la humanidad al Valle de Tehuacán-Cuicatlán, Hábitat Originario de Mesoamérica

www.excelsior.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.

Flanqueados por los Teteches, cactus columnares típicos de la región, que son testigos de la adaptación del ser humano al medio ambiente a lo largo de 14 mil años, representantes de la Unesco y los gobiernos de México, Oaxaca y Puebla develaron la placa que acredita al Valle de Tehuacán-Cuicatlán, Hábitat Originario de Mesoamérica, como patrimonio de la humanidad.

Un nombramiento como Bien Mixto, que en julio de 2018 logró esta Reserva de la Biosfera de casi 500 mil hectáreas, en la zona árida o semiárida con mayor biodiversidad del continente americano, que alberga ecosistemas y especies únicas en el mundo, que incluye 70% de las familias de flora, más de tres mil especies de plantas y 81 especies de cactáceas.

“México es el país en América Latina con mayor número de sitios inscritos en la lista de Patrimonio Mundial con 35; Tehuacán-Cuicatlán en 2018 es el segundo sitio mexicano que entró en la categoría de Bien Mixto, es decir, sitios donde los valores naturales y los valores culturales son excepcionales y son inseparables uno del otro”, destacó Carlos Tejeda, representante de la Organización de la Unesco.

El Valle de Tehuacán-Cuicatlán, que se ubica en los límites de los estados de Puebla y Oaxaca, fue escenario donde los primeros hombres domesticaron el maíz, crearon la milpa, construyeron sistemas de control del agua, inventaron sistemas agrícolas y la producción de la sal.

“Está por ejemplo la Cueva de Las Manitas, que habla de la presencia de grupos recolectores-cazadores”, explicó Diego Prieto, director general del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!