Sentencia de 70 años contra feminicida de mujer Wixárika

Esta condena se logró tras seis días de juicio.También fue condenado al pago de 3 millones 683 mil 462 pesos por concepto de reparación del daño y 86 mil 880 pesos de multa

Comunicado.-Tras 6 días de juicio en el que la Fiscalía del Estado (FE) presentó pruebas que demostraron la culpabilidad de Gelacio G. en el feminicidio de su esposa Liliana Carrillo de la comunidad Wixárika, en hechos ocurridos en el municipio de Mezquitic en el año 2020, se logró que fuera sentenciado a la penalidad de 70 años de cárcel y al pago de 3 millones 683 mil 462 pesos por concepto de reparación del daño y 86 mil 880 pesos de multa.

Vale la pena destacar que desde que esta representación social investigó los hechos bajo los protocolos que establece la ley, permitieron demostrar que el crimen fue cometido por razones de género, hecho que intentó ser ocultado por el condenado, simulando que la mujer se había quitado la vida.

Sin embargo, la verdad jurídica prevaleció como resultado del diligente trabajo ministerial y de litigación con perspectiva de género coordinado que realizaron la Unidad de Investigación de Feminicidios y la Dirección de Seguimiento a Procesos de la FE, durante el desarrollo de estas diligencias que culminaron con esta sentencia ejemplar que es una de las más altas obtenidas en Jalisco, por lo que en el mismo tenor se reconoce al Tribunal de Control y Oralidad del Distrito XI, que impartió justicia bajo el mismo esquema.

Los primeros días de marzo del año 2020, Liliana Carrillo fue encontrada sin vida, con señales de ahorcamiento aparentemente por suicidio; yacía colgando de un árbol, con una bufanda. Estos hechos ocurrieron en el rancho El Bajío que pertenece al Pueblo Nuevo II, dentro de la comunidad de Santa Catarina Cuexcomatitlán, en el municipio de Mezquitic.

Desde que tuvo conocimiento la Fiscalía del Estado llevó a cabo actos de investigación de forma diligente y objetiva, con perspectiva de género y bajo el protocolo de feminicidio que establece la ley, que permitieron descubrir inconsistencias.

Entre las diligencias que se realizaron destaca el trabajo de campo que realizó el personal de la Fiscalía del Estado en la comunidad de referencia, que permitió la recolección de nuevos indicios, la exhumación del cuerpo de la víctima para la práctica de una segunda autopsia y el ofrecimiento de desahogo de una prueba anticipada, que entre otras, que permitieron establecer que la escena había sido plantada por Gelacio G. y demostraron su responsabilidad en el delito de feminicidio.

El sujeto fue detenido en ese mismo año, mediante orden de aprehensión en el Estado de Zacatecas, en un operativo coordinado con el apoyo de la Fiscalía de esa entidad. Una vez que fue presentado ante un Juez de Control, lo vinculó a proceso con prisión oficiosa, lo que permitió a la Unidad de Investigación de Feminicidios y la Dirección de Seguimiento a Procesos de la FE, continuar con la investigación complementaria y fortalecer aún más, la teoría del delito.

Luego de que se llevaron a cabo las etapas correspondientes al proceso, el 8 de junio del presente año, se inició la audiencia de debate de juicio oral, periodo en el cual esta representación social presentó los alegatos de apertura en los que se desahogaron 20 acuerdos probatorios, se interrogaron a testigos de la comunidad Wixárika con el auxilio de una intérprete así como a policías de investigación y peritos.

Fue como el Ministerio Público demostró la peligrosidad de Gelacio G. y la asimetría del poder que ejerció sobre su víctima, pues se confirmó que desde que se casó con ella le propinó maltratos físicos y verbales, sin importarle que ocurrieron incluso, frente a la hija de ambos, menor de edad.

También se confirmó que el feminicidio fue premeditado, ya que tras asesinar a la mujer a golpes, el sujeto se llevó arrastrando el cuerpo hasta el lugar donde fue localizado; sin embargo, para tratar de confundir a esta autoridad y evadir su responsabilidad, intentó simular que ella se había quitado la vida.

Finalmente, luego de 6 días de juicio, el Tribunal Unitario de Control y Oralidad analizó el caso con perspectiva de género y coincidió con los argumentos presentados por la Fiscalía del Estado y le dio la razón, dictando el fallo condenatorio por el delito de feminicidio y todas las razones de género que fueron solicitadas.

El miercoles se realizó la audiencia de individualización de sanciones y reparación del daño, en la que se estableció la condena de 70 años de prisión al sentenciado, así como al pago de la reparación del daño por 3 millones 683 mil 462 pesos y 86 mil 880 pesos de multa.

Con los resultados obtenidos en esta resolución la Fiscalía del Estado de Jalisco reitera como prioridad investigar los delitos bajo los protocolos que establece la ley, con especial énfasis en la justicia hacia las mujeres, buscando siempre obtener condenas ejemplares contra los responsables, sobre todo de feminicidio que es de gran impacto social, ya que el bien jurídico tutelado es la vida, por lo que continuaremos trabajando para hacer valer el estado de derecho y evitar la impunidad.

                                                         
Compartir

Reportero. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!