Se hará todo lo posible para hallar a desaparecidos políticos: AMLO

jornada.com.mx

El presidente Andrés Manuel López Obrador resaltó que hará todo lo que humanamente le sea posible para lograr el propósito que le encomendó la luchadora social Rosario Ibarra de Piedra, de encontrar a los desaparecidos políticos.

El jefe del Ejecutivo federal respondió así a la activista, quien le entregó en custodia la Medalla Belisario Domínguez que el Senado de la República le acababa de conferir y le pidió que se la devolviera cuando se haya hecho justicia a quienes fueron víctimas de desaparición forzada.

Dejo en tus manos la custodia de tan preciado reconocimiento. Te pido que me la devuelvas, junto con la verdad sobre el paradero de nuestros queridos hijos y familiares, y con la certeza de que la justicia anhelada por fin los cubrirá con su halo protector, expresó Rosario Ibarra en el discurso leído por su hija Claudia Piedra, durante la sesión solemne realizada en la vieja sede senatorial de Xicoténcatl.

Fue una ceremonia emotiva, como la describió después en su cuenta de Twitter el presidente López Obrador, pero que sorprendió a los legisladores y funcionarios asistentes cuando al final del texto, Rosario Ibarra denunció que a un año de que entró en funciones, el gobierno que creyeron firmemente que sería el añorado, no ha sido así.

Las familias del Comité Eureka hoy seguimos igual, recibiendo escarnio y burla de los funcionarios, recalcó la ex legisladora y dos veces candidata presidencial. Y siguió dirigiéndose al Ejecutivo federal.

Señor presidente Andrés Manuel López Obrador, querido y respetado amigo: No permitas que la violencia y la perversidad de los gobiernos anteriores siga acechando y actuando desde las tinieblas de la impunidad y la ignominia. No quiero que mi lucha quede inconclusa.

Claudia, la hija mayor de doña Rosario, prosiguió desde la tribuna del Senado con la lectura del mensaje de la fundadora del Comité Eureka, quien se ha dedicado desde hace más de 40 años a buscar a los desaparecidos políticos, tanto de la guerra sucia de los años setenta como de otras décadas.

En el presídium, su hermana Rosario estaba sentada junto a López Obrador y los titulares de los otros dos poderes, el ministro Arturo Zaldívar, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y Laura Angélica Rojas y Mónica Fernández, presidentas de las cámaras de Diputados y de Senadores, respectivamente.

Abajo, integrantes del Comité Eureka, madres, hermanas y otros familiares de desaparecidos que junto con la homenajeada han luchado en las cuatro décadas recientes por encontrar a sus seres queridos.

Acto de justicia plena

En nombre del Senado, la legisladora Ifigenia Martínez, de Morena, destacó que la entrega del galardón es un acto de justicia plena con el que se rinde homenaje a una madre a la que le fue arrebatado su hijo sin siquiera tener certeza de su destino”, y que de esa tragedia irreparable enarboló una bandera permanente en favor de la justicia, la vida y contra los abusos del poder.

Muchos senadores del PAN no asistieron a la sesión solemne, entre ellos el regiomontano Víctor Fuentes, que hace muy poco calificó de criminales a los integrantes de la Liga Comunista 23 de Septiembre.

Ayer, Rosario Ibarra, en voz de su hija, reivindicó a aquellos guerrilleros, como su hijo Jesús, que optaron por la lucha armada. “Ellos, nuestros amados, a los que buscamos afanosamente, sin detener nunca el paso, no fueron bandoleros ni se lanzaron a la aventura ni fueron terroristas.

Nos guste o no, estemos (o no) de acuerdo con la opción que siguieron, son hombres y mujeres privados de la libertad, sustraídos de la sociedad, con toda la violencia que un gobierno puede ejercer, recluidos en cárceles clandestinas y dejados en total indefensión frente a los más sanguinarios torturadores.

Aludió a la ferocidad de la desaparición forzada, que afecta a cada miembro de la familia, como al nieto que la acompañó desde niño y ahora está enojado y lleno de rabia, porque el gobierno justo que por fin llegó, no ha terminado con la angustia que tanto las agobia.

Después de dejar en custodia la Medalla Belisario Domínguez a López Obrador, Rosario Ibarra concluyó su mensaje con su gritó de miles de batallas: ¡Vivos los llevaron, vivos los queremos!

En entrevista fuera del recinto, luego de las guardias de honor frente a la estatua de Belisario Domínguez, el presidente López Obrador expresó: Voy a hacer todo lo que humanamente me sea posible para dar con los desaparecidos.

Sostuvo que nada lo detiene: Soy libre, como es de dominio público. No puede haber ningún grupo de interés creado que impida conocer toda la verdad sobre las desapariciones, sobre los crímenes que cometieron gobiernos anteriores.

Más tarde, en su cuenta de Twitter, Andrés Manuel López Obrador escribió que lo hará por ella, por los familiares de las víctimas y por el bien de la República.

Antes, durante la conferencia de prensa mañanera, el Presidente de la República celebró que el Senado entregara a Rosario Ibarra de Piedra la Medalla Belisario Domínguez, porque es un símbolo de lucha por los desaparecidos, por los que fueron reprimidos en los tiempos del Estado autoritario.

Se trata de una mujer única, ejemplar, no sólo en México; es un ejemplo mundial de congruencia y lucha. Le expreso todo mi amor, todo mi cariño y toda mi admiración. Confío en que pronto se recupere de salud.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!