Reviven en redes posturas antivacunas de Amanda Miguel, viuda de Diego Verdaguer

Usuarios de Twitter recordaron también una entrevista en la que el recién fallecido cantante argentino consideraba que el covid-19 fue creado por «mentes perversas».

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Amanda Miguel, viuda del artista argentino Diego Verdaguer, se volvió tendencia en Twitter después de que usuarios de redes sociales recordaran antiguas publicaciones de la también cantante en contra de las vacunas para covid-19.

En sus redes sociales, Amanda Miguel dio a conocer el fallecimiento de su esposo en los primeros minutos de este viernes.

Al cantante se le detectó el virus de coronavirus a finales del año pasado y tuvo que ser hospitalizado.

Tras conocerse que Verdaguer padeció la enfermedad, usuarios de redes retomaron diversos tuits publicados por Amanda Miguel desde el año antepasado.

“Quizás “la vacuna “ sea el famoso Covid !!! No gracias ni el microchip para nasaaaddddaaaa”, escribió en Twitter en abril de 2020.

En otra publicación compartió una nota ilustrada con un meme sobre Bill Gates titulada “Propaganda para obligarnos a ponernos la vacuna experimental”.

Y más recientemente, en agosto de 2021, difundió un video con el texto: “En Francia HOY no vacunas. No pasaporte obligatorio de vacunas !!!”.

Y en otro tuit compartió una publicación que decía: «BOMBA MÉDICA: Hematólogo publica resultados que muestran que las vacunas COVID de Moderna hacen que los glóbulos rojos cambien de redondos a tubulares, obligándolos a pegarse».

En redes sociales también se revivieron entrevistas en las que Diego Verdaguer afirmaba que el covid fue creado por “mentes perversas”.

“Pensé que era algo más peligroso de lo que decían, y sigo pensándolo; creo que es algo que han creado las mentes perversas, que es algo manipulado y que estamos en este juego de vivir y tenemos que reconocer que hay gente perversa que nos quiere manipular… y eso es una realidad”, dijo Diego Verdaguer a El Heraldo Televisión.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!