Operativo Angels Envy: cómo la DEA desmanteló una red internacional del Cártel de Sinaloa en EEUU

Esta red criminal se extendía a lo largo de ocho estados de ambos países y logró traficar toneladas de droga, cientos de armas, joyas y dinero por vía terrestre

infobae.com

La Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) dio a conocer que, como resultado de su estrategia llamada Operation Angels Envy, se desmanteló una red internacional de tráficos de drogas ligada al Cártel de Sinaloa.

El operativo inició en 2017. Llevó a la identificación y eliminación de siete organizaciones independientes, ligadas a la organización del narcotráfico más poderosa de México y encargadas de la distribución de sustancias ilegales en el área metropolitana de Washington, DC.

De acuerdo con la información publicada por la dependencia de seguridad de Estados Unidos, esta red criminal se extendía a lo largo de ocho estados de ambos países: Sinaloa, Baja California, California, San Luis, Ohio, Virginia, Maryland y Nueva Inglaterra.

Los Ángeles era su centro de transporte por el cual salían los cargamentos arribados desde México. Utilizaban tractocamiones y cajas de envío para mover toneladas de metanfetamina, heroína, fentanilo y otras drogas por todo EEUU.

Una red internacional, a través de ocho estados de ambos países, logró traficar varias toneladas de droga (Foto: REUTERS/Mike Blake)Una red internacional, a través de ocho estados de ambos países, logró traficar varias toneladas de droga (Foto: REUTERS/Mike Blake)

Quien se encargaba de suministrar las sustancias ilícitas era el Cartel de Sinaloa, organización criminal a la que luego transferirían ganancias y pactaban tráfico de armas de fuego.

Todo comenzaba en Sinaloa, estado donde se entregaba la droga para ser trasladada a Mexicali y luego traspasada a Estados Unidos, específicamente al estado de California. A partir de ahí, los cargamentos eran enviados a la costa Este de EEUU por vía terrestre, donde sería vendida entre la población.

Algunos de los operadores fueron identificados como Roberto Ramírez, Miguel Hernández y Michael Barroso (en California). Uno de sus choferes era Frederick Shuterland, quien conducía las unidades hasta San Luis, Ohio, Maryland, Nueva Inglaterra y Virginia, donde la droga era distribuida por Romai Dixon, Roger Vincent, Kenneth Beaner, Clifton Walker, Anthony Jones, entre otros.

Operation Angels Envy culminó con 33 personas detenidas e incautaciones totales de más de 200 kilogramos metanfetamina, 42 kilos de fentanilo, nueve kilogramos de heroína, 129 kilos de cocaína, y más de 2,300 kilogramos de otras drogas.

La DEA celebró las acciones logradas con su operativo (Foto: EFE)
La DEA celebró las acciones logradas con su operativo (Foto: EFE)

Asimismo, se registraron más de USD 5.4 millones en ingresos provenientes de la droga, más de USD 700 mil en joyas, relojes, vehículos; así como 114 armas de fuego (32 rifles y 81 pistolas), suficientes para armar a un pequeño ejército de 100 personas.

Según estimaciones de la DEA, la cantidad de fentanilo asegurada es suficiente para causar potencialmente la muerte de más de 21 millones de personas por sobredosis, cantidad que supera las poblaciones del Distrito de Columbia, Maryland y Virginia combinados.

Jarod Forget, agente especial de la DEA, Raj Parekh, fiscal federal interino, y el alguacil del condado de Loudoun, Mike Chapman, hicieron el anuncio en una conferencia de prensa dentro de la Oficina del Fiscal Federal en Alexandria, donde destacaron los logros conseguidos por las autoridades estadounidenses.

“Este es un buen trabajo. Este es un trabajo importante”, dijo Forget. “Todos queremos y merecemos vecindarios seguros. Necesitamos actuar juntos para detener y responsabilizar a aquellos que traen drogas y violencia a nuestros vecindarios y amenazan la seguridad y el bienestar de nuestra familia, para sus propios beneficios egoístas. Me complace decir que, juntos, lo hicimos hoy “, finalizó el agente de la DEA.

Por su parte, Chapman indicó que “Estas drogas tienen un impacto de gran alcance en nuestro país, me enorgullece decir que el trabajo de nuestros detectives en el condado de Loudoun, en combinación con otros miembros del Grupo de Trabajo de la DEA, tuvo un impacto aún mayor en las operaciones del Cártel de Sinaloa”.

Compartir
error: ¡Atención!