Minimizan incidentes en asambleas para renovar directiva de Morena

www.jornada.com.mx

Al concluir el primer fin de semana del proceso interno de Morena, de los 122 distritos en los que hubo asambleas electivas para definir a los participantes del Congreso Nacional en el que se renovará la dirigencia del partido, cerca de 20 fueron suspendidas por incidentes.

En medio del proceso, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó a la instancia de justicia morenista aclarar en qué casos sí procede la última reforma estatutaria, que permite contender por una segunda relección en cargos partidarios.

Independientemente de los hechos de violencia ocurridos el sábado –que inculyó la presencia de hombres armados en Jalisco–, también se presentaron denuncias de acciones para reventar las sesiones. Ayer hubo reportes de asambleas suspendidas en Guanajuato, Zacatecas, Coahuila y San Luis Potosí, con conatos de bronca, intentos de robo de urnas y acusaciones de coacción del voto.

El presidente de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (CNHJ), Héctor Díaz-Polanco, consideró que las incidencias, con excepción donde hubo presencia de armas, están dentro de los parámetros y fueron positivas las primeras dos jornadas del proceso interno, ya que se realizaron la mayoría de las sesiones programadas.

Además, atribuyó los hechos de violencia del sábado a factores externos que buscan ahuyentar a los militantes de participar en el proceso.

En Zacatecas, debido a varios conatos de bronca, la impugnación del padrón electoral, el intento de robo de una urna y acusaciones recíprocas de intento de fraude, por parte de integrantes de los grupos antagónicos que también disputarán la dirigencia estatal de Morena en la entidad, ayer fueron suspendidas dos de las cuatro asambleas distritales donde se realizarían las votaciones.

Mientras, en Saltillo, Coahuila, militantes de Morena denunciaron que legisladores federales como el senador Armando Guadiana Tijerina y la diputada Miroslava Sánchez Galván trataron de interferir y coaccionar el voto durante la elección interna.

También en San Luis Potosí y en Celaya, Guanajuato, hubo desencuentros entre militantes que obligaron a frenar los procesos.

Al respecto, Díaz-Polanco señaló que una cosa es que en cada lugar pueda haber uno o dos casos de situaciones conflictivas, y otra que eso implique algún desastre, porque eso es normal, estamos hablando de 60 asambleas por día; si tenemos problemas en 10 o 15, es una proporción más o menos aceptable para nosotros.

Explicó que durante los próximos días se emitirá un nuevo calendario para realizar la reposición de las asambleas suspendidas.

La secretaria general en funciones de presidenta nacional de Morena, Yeidckol Polevnsky, también atribuyó las agresiones a factores ajenos al partido.

No se pueden permitir este tipo de cosas (actos violentos), que no son de Morena, sino de gente que se está entrometiendo. Lo penoso es que están dejando fuera a los militantes del partido, dijo Polevnsky, aunque reiteró su llamado a la CNHJ para posponer todo el proceso, como lo ha solicitado desde la semana pasada.

Por la tarde, el TEPJF emitió un comunicado en el que informa que ordenó a la CNHJ generar un nuevo criterio en sus estatutos para que aclare que quienes sean seleccionados en el próximo proceso interno tendrán derecho a la relección hasta en dos ocasiones, excluyendo a quienes fueron elegidos en procesos anteriores.

No obstante, subrayó que no realizó análisis alguno respecto de la elegibilidad de quienes buscan participar en el actual proceso interno.

Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia, sostuvo que la resolución del TEPJF sólo aplica a quienes sean electos en el próximo proceso interno, y confirma que quedan inhabilitadas Polevnsky y Bertha Luján para buscar el cargo.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!