Madre sufrió acoso de exesposo y falta de apoyo de autoridades: abogado

excelsior.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO.

Jesús Mora Lardizábal, abogado de Mireya Agraz Cortés, la mujer que tras perder la custodia de sus hijos decidió envenenarlos y suicidarse, aseguró que esa decisión fue producto de un acoso de varios años por parte de su exesposo.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, aseguró que la mujer buscó apoyo ante las autoridades familiares de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México y de la Comisión de Derechos Humanos capitalina, sin embargo, no lo recibió.

Señaló que en dos averiguaciones previas, Mireya denunció hechos y abuso sexual por parte de su exesposo hacia los niños; sin embargo, la juez Décimo Primero de lo Familiar la condenó a entregar a los menores argumentando que «las manifestaciones de los tres niños no fueron robustecidas por otros elementos de prueba, aunque sí las había».

Explicó que había una prueba de Bosty, en la que el hijo mayor «manifestó todo lo que el padre le hacía», pero la juez no le dio valor probatorio, «porque dijo que es un instrumento meramente científico y que no es una prueba plena.»

Las declaraciones de las dos niñas, no las valoró, y aparte, los peritajes psicológicos tampoco los valoró. Dijo la juez que no había elementos suficientes para privar al padre de la patria potestad y por el contrario, en su sentencia la condena a ella a la pérdida de la patria potestad».

Detalló que será la procuraduría la encargada de investigar hasta qué punto el exesposo la obligó a tomar la decisión, aunque al no estar ella, jurídicamente el caso se cierra.

Él fue quien colocó a la señora Mireya al final del precipicio y la obligó a dar el paso que ella tomó».

                                                         
Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!