Lucila Mariscal confesó que dio shows a narcotraficantes

La actriz mencionó que se arrepiente de no guardar dinero para su vejez, pues ahora pasa por momentos económicos complicados

infobae.com

Lucila Mariscal se sumó a la lista de personajes dentro del espectáculo mexicano que tuvo una relación con el mundo del narcotráfico y ahora lo hace público. La actriz confesó que en su momento dio shows a narcotraficantes que “le pagaban muy bien” y la ayudaron a crear una fortuna que ahora no tiene.

A diferencia de otros famosos que se han deslindado de haber conocido o trabajado para algún capo de la mafia, Lucila Mariscal compartió las ocasiones que fue contratada para presentar su espectáculo a este tipo de personajes.

“Una va a trabajar, no va a hacer amistad con las personas ni mucho menos. Una va a trabajar, la solicitan y le pagan lo que una dice y pues a toda madr*. Ojalá que salieran de ‘esos’ diario y muchos ¿no? porque ellos se divierten y a una la ayudan”, mencionó al programa de TV Azteca Ventaneando.

Lucila Mariscal es reconocida por su personaje de "Lencha"
(Foto: Instagram/@lucilamariscaloficial)Lucila Mariscal es reconocida por su personaje de «Lencha» (Foto: Instagram/@lucilamariscaloficial)

La comediante mexicana con más de 50 años de trayectoria recordó que su trabajo era retribuido con una gran cantidad de dinero, ya que ella cobraba lo que “le daba la gana” puesto que ellos no se limitaban a la hora de darle su pago; además de que llegó asistir a fiestas de XV años o fiestas de cumpleaños de familiares de narcotraficantes, pues aseguró que son como “nosotros”:

“Pagaban bien, eso sí, yo me quedé de ‘wow’ cuando me dijeron ‘así está bien’, porque siempre regatean. A mí me pagaban lo que yo les decía que cobraba. Una vez me invitaron, bien famoso el señor ese, a trabajar a los 15 años de la hija de uno de ellos y a un cumpleaños de su esposa; tienen familias como todos nosotros”, expresó en el programa de Pati Chapoy.

La actriz de películas como Las Aventuras De Lencha (1994), Dos Locos En Aprietos (1991) o Bella Entre Las Flores (1990) recordó las extravagantes casas que visitó durante sus años más prósperos.

Lucila Mariscal es actriz, compositora, cantante y comediante 
(Foto: Instagram/@lucilamariscaloficial)Lucila Mariscal es actriz, compositora, cantante y comediante (Foto: Instagram/@lucilamariscaloficial)

“Esas eran casas, era una casa con pilares de mármol; una cosa increíble e impresionante, casas claro en Estados Unidos. Entrabas y todo carísimo, pero de mal gusto ja,ja,ja, pero todo lleno de cosas caras”, relató entre risas.

La actriz se permitió dar mucha más información, pues demostró que es algo del pasado y ya no tiene porqué negarlo, por lo que reveló que trabajó para tres personas peligrosas de los años ochenta y recordó esa época como de “gran bonanza económica en su vida”:

“Yo llegué a tener mucho dinero, bendito Dios. Ya conocí qué se siente tener dinero para todo, que no te falte absolutamente nada y que a los demás tampoco”, mencionó.

Lucila Mariscal  estuvo nominada al premio TVyNovelas de 1983 en la categoría "Mejor Actriz de Comedia" por el programa "La Carabina de Ambrosio" donde resultó ganadora
(Foto: Cuartoscuro)Lucila Mariscal estuvo nominada al premio TVyNovelas de 1983 en la categoría «Mejor Actriz de Comedia» por el programa «La Carabina de Ambrosio» donde resultó ganadora (Foto: Cuartoscuro)

Lucila Mariscal confesó cuánto dinero ganaba en sus años de bonanza económica, pues la actriz de programas de televisión como La Rosa De Guadalupe, Una Familia Con Suerte o Qué Madre Tan Padre atribuyó a “cuánto cobraba por presentación con ellos” como uno de sus más grandes éxitos económicos:

“Desde 80 mil, 90 mil, llegué a ganar 100 mil pesos con los señores estos que trabajan en el polo blanco. Yo llegué a ganar mucho dinero, pero se me fue, se me fueron millones y millones y se me fue todo el dinero”, comentó.

La comediante aseguró que se arrepiente de no guardar dinero para su vejez, pues ahora pasa por momentos económicos complicados: “Una no piensa en que vas a dejar de ganar, en que vas a envejecer, que va a cambiar tu vida y tu trabajo también. Una no piensa en eso. No guardas para tu futuro y para tu vejez. Nada es eterno; todo tiene un principio y un fin”, finalizó.

Compartir
error: ¡Atención!