Las cinco claves para identificar ofertas de trabajo falsas en redes sociales

Estas estafas se han acentuado a raíz de la pandemia y los ciberdelincuentes han visto un gran mercado en las Redes Sociales.

Redacción NoticiasPVNayarit | De acuerdo con información de las autoridades cibernéticas, la aceleración digital acentuada por la pandemia ha disparado los fraudes online.

Las estafas online se desarrollan en todos los ámbitos, incluido en el empresarial. En cualquiera de los departamentos de una compañía existe la posibilidad de que se lleven a cabo fraudes, pero hay uno en concreto al que se le debe prestar especial atención: el de Recursos Humanos.

Actualmente, en el mundo laboral, los trabajadores cambian de empleo a un ritmo tan rápido que los estafadores detectan en estos cambios una oportunidad para aprovechar los procesos de contratación, así como los modelos de trabajo híbridos, para estafar a los usuarios suplantando la identidad de profesionales de RRHH de una empresa u ofreciendo trabajos fraudulentos.

Las redes sociales, la herramienta favorita de los estafadores.

Si bien es cierto que las estafas de suplantación de identidad para acceder a información personal valiosa no son nuevas, lo último respecto a estos fraudes es su expansión más allá de un simple correo electrónico falso, llegando hasta las redes sociales y penetrando en los medios de mensajería directa.

Los ciberdelincuentes son conscientes de la importancia que la sociedad le da al uso de las redes en nuestro país, como así lo confirman los datos arrojados por el informe Digital 2022 México, de acuerdo con el estudio, actualmente un 78.3 % de la población nacional accede a las redes sociales, lo que representa a 102.5 millones de personas en México que hace uso de las diversas plataformas de social media.

La tendencia en aumento a realizar el primer contacto entre empresa y el futuro empleado a través de una pantalla, empuja a muchos ciberdelincuentes a hacerse pasar por profesionales de recursos humanos.

LAS CINCO CLAVES PARA IDENTIFICAR OFERTAS FALSAS DE EMPLEO

• Un reclutador profesional tendrá un perfil de LinkedIn bien estructurado: El perfil contará con todos los detalles de su formación y carrera laboral, con actividad antigua y reciente en la cuenta, una foto de perfil, etc. No está demás ser escéptico con un reclutador cuyo perfil se haya creado hace solo unos días y que no sea muy muy activo en la plataforma.

• Los reclutadores de verdad proporcionarán la información adecuada sobre el puesto de trabajo por el que se ponen en contacto.

• Cualquier reclutador mantendrá una interacción breve y solicitará comunicarse por correo electrónico: Desconfía de un reclutador que utilice una dirección de correo electrónico personal (lo más recomendable es buscar dominios como Gmail, Yahoo, Outlook, etc.). Lo más fiable sería que el profesional de Recursos Humanos, utilice una dirección de correo corporativa perteneciente a la propia empresa.

• Si un reclutador pide conectarse a través de una plataforma cifrada, como Telegram, es un motivo para sospechar: Estas plataformas cifradas de extremo a extremo ofrecen un espacio para que las estafas se lleven a cabo sin dejar rastro, lo que dificulta localizar al presunto estafador.

• No se debe proporcionar a un reclutador información personal: Bajo ningún concepto es aconsejable compartir datos personales como el número de Seguridad Social, cuentas bancarias o cualquier forma de pago durante el desarrollo de contratación. Si lo piden en una fase tan temprana del proceso, es una señal de peligro de estafa. Sin excepción, tu nombre completo es la única información que se debe proporcionar a un reclutador hasta que se tenga una oferta de empleo firmada y fechada.

Piden que en caso de ser víctima de este tipo de estafa se comunique al 911 o bien acuda a la Fiscalía General de su entidad.

                                                         
Compartir

Noticias Puerto Vallarta. Copyright © Todos los derechos reservados De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!