Iglesia registra baja de muertes en el clero por COVID-19, pero suma 251 decesos

El riesgo para los clérigos ha ido bajando poco a poco
heraldodemexico.com.mx

La Iglesia católica de México registró una baja en la tendencia de fallecimientos de miembros del clero por Covid-19, con seis muertes durante el último reporte del Centro Católico Multimedial (CCM), cuando el promedio fue de más de 22 defunciones; sin embargo, al momento acumula 251 fallecimientos principalmente de presbíteros, pero también de obispos, diáconos y religiosas.

De acuerdo al Reporte 19 del CCM publicado este martes, del 27 de marzo al 30 de abril se presentaron cinco muertes de sacerdotes y una de un diácono permanente por la presente pandemia. Una cifra tan baja no se había registrado desde el Reporte 10 con cuatro casos entre el 2 al 20 de septiembre del año pasado.

Los primeros casos de fallecimientos de sacerdotes se dieron en el mes de abril del 2020, a a mes y medio de la llegada a México de la pandemia del SARS-CoV2, acumulando hasta el 26 de marzo pasado 246 casos, lo que en promedio dio un total de 22.3 muertes por mes.

En total, de los 251 fallecidos 226 eran sacerdotes, cinco obispos, 12 diáconos y 8 religiosas. De los últimos seis fallecimientos, dos pertenecían a la Arquidiócesis Primada de México, y de manera individual los otros casos se dieron en la Diócesis de Celaya, la Diócesis de Mexicali, la Diócesis de Puerto Escondido y la Diócesis de Antequera.

El CCM que dirije el sacerdote Omar Sotelo destaca también que el país ha ido disminuyendo su número de contagios de coronavirus, reflejándose en el Semáforo Epidemiológico de la Secretaría de Salud federal que el pasado viernes posicionó 14 estados en color verde, que representa un nivel bajo de contagios del virus.

“En la Iglesia católica, este descenso en el número de contagios dio lugar a celebraciones con aforos limitados, pero de progresiva apertura. Hasta donde se conoce, en las diócesis donde los estados están en verde o amarillo, los obispos locales no se habían pronunciado por el fin de la dispensa del precepto dominical; sin embargo, a través de redes sociales se insistió en invitar a los fieles a regresar a los templos como fue el caso de la arquidiócesis de Guadalajara”, apunta.

También destaca que, derivado de la campaña de vacunación contra el virus a nivel nacional, algunos obispos han hecho público que recibieron la inmunización por pertenecer al sector de adultos mayores, como el cardenal Felipe Arizmendi; el obispo de Chilpancingo, Salvador Rangel; el obispo de Zacatecas, Sigifredo Noriega Barceló; el obispo de Tabasco, Gerardo de Jesus Rojas; y el obispo de Puerto Escondido, Florencio Armando Colín.

Compartir
error: ¡Atención!