Esta es la denuncia que ‘desató’ el proceso de ‘impeachment’ contra Trump

El documento cita varias declaraciones de funcionarios de la Casa Blanca que apuntarían a que el presidente de Estados Unidos abusó de su poder.
elfinanciero.com.mx

La denuncia de un informante publicada este jueves proporciona nuevos detalles sobre las circunstancias que provocaron que el funcionario de inteligencia -cuya identidad sigue sin conocerse- se alarmara por la conversación que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mantuvo con su contraparte Volodymyr Zelenskiy.

El documento, que se dio a conocer junto con un informe publicado recientemente por el inspector general de la comunidad de inteligencia, también brinda material a los legisladores de la Cámara de Representantes que buscan iniciar un proceso de ‘impeachment’ contra Trump.

Aquí están algunos de los puntos más importantes del texto:

Michael Atkinson, inspector general de la comunidad de inteligencia, señaló en un informe que la queja del informante «parecía creíble» y citó un número de leyes que el presidente podría haber violado.

Atkinson citó un número de regulaciones y leyes que prohíben solicitar, aceptar o recibir una contribución o donación por parte de un extranjero con el objetivo de influenciar, directa o indirectamente, una elección.

El funcionario declaró que, a su juicio, el hecho de que un servidor público solicite la cooperación de un ente foráneo en una elección federal constituiría un abuso grave o flagrante bajo una sección separada de la ley y pondría en riesgo la seguridad nacional.

Un análisis hecho por el Departamento de Justicia de EU sobre la conducta del presidente Trump no encontró ninguna conducta criminal o alguna violación a la ley electoral.

Más de una docena de funcionarios estadounidenses, incluyendo a varios oficiales de la Casa Blanca, dieron datos al informante sobre que el presidente de EU estaba «utilizando su poder» para solicitar a países extranjeros que interfieran en las elecciones presidenciales de 2020.

El denunciante dijo que la petición incluyó «presionar a un país extranjero para que investigue a uno de los principales rivales políticos internos del presidente», el exvicepresidente Joe Biden.

En mayo, múltiples funcionarios estadounidenses comunicaron al informante que las autoridades ucranianas fueron ‘engañadas’ y se les hizo creer que la conversación entre Trump y Zelenskiy solo se daría si el mandatario ucraniano mostraba disposición a cooperar en temas que habían sido públicamente señalados por Rudy Giuliani, abogado personal de Trump, y un fiscal de Ucrania.

Esas cuestiones incluyeron afirmaciones de que Ucrania había interferido en las elecciones de 2016 en colaboración con el Comité Nacional Demócrata, y que el vicepresidente Biden había presionado a la nación europea para despedir a su principal fiscal para desestimar una investigación a una compañía energética de la que su hijo, Hunter Biden, participaba.

Hunter fue contratado en 2014 para formar parte del directorio de Burisma Group, una de las mayores compañías de gas natural de Ucrania. Trump y Giuliani alegaron que Biden presionó al Gobierno de Ucrania para que despidiera al fiscal general del país en 2016 para evitar una investigación de Burisma, como «un favor» a su hijo.

Funcionarios ucranianos declararon a Bloomberg News en mayo de 2019 que no habían descubierto evidencia de irregularidades por parte de Hunter Biden.

El denunciante describió a Giuliani, el abogado de Trump, como una «figura central» en el esfuerzo por presionar a un país extranjero para investigar a Biden, agregando que varios funcionarios estadounidenses afirmaron que Giuliani viajó a Madrid a principios de agosto para reunirse con uno de los asesores de Zelenskiy, Andriy Yermak.

Funcionarios estadounidenses calificaron la reunión como un ‘seguimiento’ de la llamada de Trump con Zelenskiy, que tuvo lugar en julio, según la denuncia.

El fiscal general William Barr «parece estar involucrado» en el esfuerzo de presionar a Ucrania para que investigue a uno de los posibles rivales del presidente en las elecciones de 2020, señaló el denunciante, apuntando que Trump nombró, en varias ocasiones, a Barr y Giuliani como «sus enviados personales» durante la llamada telefónica con Zelenskiy

Aunque Trump le dijo al mandatario de Ucrania que le diría a Barr que lo llamara por las investigaciones, el fiscal general no se ha excusado del asunto, comentó un funcionario del Departamento de Justicia.

La dependencia indicó que Barr nunca discutió el asunto con Trump o Giuliani y que no ha estado en contacto con Ucrania.

El denunciante apuntó que altos funcionarios de la Casa Blanca utilizaron procedimientos inusuales al manejar los registros de la famosa llamada telefónica de Trump.

“Varios funcionarios estadounidenses me comentaron que trabajadores de la Casa Blanca intervinieron para ‘bloquear’ todos los registros de la llamada telefónica, especialmente la transcripción palabra por palabra que es hecha por la Sala de Situación de la Casa Blanca», resaltó el informante en una carta dirigida a los presidentes de los comités de inteligencia de la Cámara de Representantes y el Senado.

«Los funcionarios de la Casa Blanca me dijeron que fueron ‘instruidos’ por abogados de la Casa Blanca para eliminar la transcripción electrónica del sistema informático en el que normalmente se almacenan las transcripciones», escribió el denunciante.

La orden de suspender toda la ayuda militar de Estados Unidos a Ucrania se dio semanas antes de la llamada entre Trump Zelenskiy, y fue dada directamente por el mandatario estadounidense, quien también mantuvo reuniones con funcionarios de la Oficina de Administración y Presupuesto de la Casa Blanca.

Sin embargo, esos elementos desconocían del recorte que el presidente tenía en mente, afirmó el denunciante.

El informante agregó que un trabajador de la Oficina de Administración y Presupuesto -cuya identidad no se conoce-, informó el 18 de julio a las agencias del Gobierno que el presidente había dado la orden de suspender toda la ayuda de seguridad a Ucrania.

Además, el personal de la Casa Blanca que transcribió la llamada quedó «profundamente perturbado» por el contenido de la misma.

«Me dijeron que ya había una ‘discusión en curso’ con los abogados de la Casa Blanca sobre cómo tratar la llamada debido a la probabilidad de que el presidente había abusado de su poder en la oficina para beneficio personal», detalla la queja.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!