“Es antirreligioso”: AMLO volvió a reprochar a la iglesia católica que exigió revisar la estrategia de seguridad

López Obrador negó estar distanciado con el círculo religioso pese a las críticas contra la estrategia de seguridad federal

infobae.com

El presidente, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), lanzó un nuevo reproche a líderes religiosos que se han unido a las exigencias para revisar y modificar la estrategia de seguridad federal – caracterizada por el popular lema “abrazos no balazos”.

Bajo ese tenor, el mandatario tachó de “antirreligioso” “anticristiano” a dichos exhortos, al considerar que éstos apuntarían a instruir a las Fuerzas Armadas (FFAA) para enfrentar a los grupos delincuenciales que expanden la ola de violencia en la República.

“No puede un sacerdote, un obispo (o) un pastor decir que se tiene que resolver la violencia con la violencia”, pronunció en su conferencia matutina de este 4 de julio.

“Es antirreligioso todo lo que tiene que ver con la violencia y, en especial, es anticristiano; teológicamente hablando”.

"Los índices de violencia y sus estructuras de muerte, se han desbordado", expresó el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro. (Foto: Twitter/MonsRamonCastro)«Los índices de violencia y sus estructuras de muerte, se han desbordado», expresó el obispo de Cuernavaca, Ramón Castro Castro. (Foto: Twitter/MonsRamonCastro)

Cabe recordar que los reclamos de los sacerdotes se intensificaron tras el asesinato de los dos curas Jesuitas el 20 de junio pasado, en la comunidad de Urique de la Sierra Tarahumara, en el estado de Chihuahua.

El más reciente de éstos suscitó el 02 de julio pasado, cuando Ramón Castro Castro, obispo de Cuernavaca, Morelos, señaló al lema “abrazos no balazos” de López Obrador como una “demagogia y complicidad” con el crimen organizado. Por ello, el monseñor exhortó a los tres niveles de gobierno a cumplir con su responsabilidad en pro de la paz y seguridad social.

“El dolor de la cruz se vuelve más intenso por tanta sangre inocente derramada a lo largo y a lo ancho del país”.

Con esa misma línea fue el llamado de varios sacerdotes de Urique – comunidad donde asesinaron a los dos Jesuitas: durante la misa de cuerpo presente de Javier Campos y Joaquín Mora, los líderes pidieron revisar la estrategia porque “los abrazos ya no alcanzan para cubrir los balazos”.

Nuestro tono es pacífico, pero alto y claro; invitando a que las acciones de gobierno finalmente acaben con las acciones de impunidad imperantes en nuestra sociedad”, pronunciaron en el encuentro del 25 de junio.

López Obrador negó estar distanciado con el círculo religioso pese a las críticas contra la estrategia de seguridad federal.  (Foto: Cuartoscuro) López Obrador negó estar distanciado con el círculo religioso pese a las críticas contra la estrategia de seguridad federal. (Foto: Cuartoscuro)

Pese a ello, Andrés Manuel negó un supuesto distanciamiento con el círculo religioso tras los reclamos que líderes de éste ha expresado por la ineficiencia de la estrategia de seguridad Federal.

El mandatario tabasqueño aseguró que los señalamientos de un presunto alejamiento con este sector forman parte de “la mano negra” de simpatizantes opositores que “quieren echarnos encima a las iglesias”.

“Los adversarios quieren que nosotros entremos en polémica con las iglesias. (…) Tenemos muy buenas relaciones con pastores y ministros (…) No podemos confrontarnos con ninguna iglesia”.

Atacan a sacerdote en Michoacán

El 4 de julio se reportó el ataque hacia Mateo Calvillo de la Arquidiócesis de Morelia, en el estado de Michoacán.

De acuerdo con la descripción del propio padre dentro de la carta que publicó, se trató de un presunto “ataque profesional”, pues todo habría durado apenas algunos minutos, y fue tomado por sorpresa mientras iba en su automóvil.

“Me bloquearon el carro, me agredieron a golpes. El agresor debió ser un sicario, aunque no me presentó su credencial. Un psicópata, era muy alto y fuerte, moreno, con entradas en el pelo, tenía en los puños un arma, se dirigió a mí, abrió la portezuela de mi auto, me destrozó la cara, dejándola con hemorragias terribles”, narró el clérigo.

Cuestionado por esta nueva agresión a un sacerdote, López Obrador aseguró no contar con información al respecto.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!