Época de pan de muerto: avellana, rompope y hasta ‘chela’ le dan el éxito a la tradición milenaria

Los sabores de relleno para el pan típico del Día de Muertos y las películas como Agente 007 y Coco han ayudado a que sus ventas aumenten.

elfinanciero.com.mx

Se estima que las ventas de pan de muerto para esta temporada aumenten hasta 3 por ciento anual frente al reporte del año pasado, impulsados por la innovación en las presentaciones y el lanzamiento de películas que fomentan el Día de Muertos, dijo el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora y Similares de México (Canainpa), Carlos Otegui.

Para los consumidores, se trata de una de las celebraciones más esperadas, ya que llega la temporada del pan de muerto, cuyas presentaciones han cambiado, pues actualmente existen diversas variedades desde las rellenas con crema pastelera, de avellana, nata, rompope o queso con zarzamora, hasta las piezas hechas con ingredientes de la cerveza o con relleno de carne al pastor.

Otegui refirió que actualmente el pan de muerto tradicional representa 60 por ciento de las ventas y el de relleno el 40 por ciento restante.

“El crecimiento en ventas del pan (de muerto) relleno contra el normal o el tradicional va en aumento, en el caso industrial 40 por ciento de la venta es para el relleno, y un 60 por ciento del normal (…) en general desde que vendemos pan relleno hemos visto que tiene más éxito”, aseveró el presidente de Canainpa.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canacope) estimó que poco más de 90 por ciento de los mexicanos celebran la tradición del Día de Muertos y que la comercialización de pan de muerto en autoservicios representó 13 por ciento del valor de ventas del pan durante 2018.

“Nielsen Homescan compartió que en autoservicios las presentaciones individuales de pan de muerto suelen ser las más compradas, seguidas de los paquetes de 5 piezas para compartir y que la venta de este producto incrementó el 27 y 28 de octubre y el 1 de noviembre del año pasado”, afirmó la Canacope.

Por su parte, Eduardo Molina, director comercial de Etadar, división de la productora de sabores Deiman, explicó que la empresa de origen mexicano impulsó e influyó en la evolución de estos productos al elaborar diversos elementos industriales como el azahar, el maple y el chocolate.

Van por olor a pan de muerto

Juan Thuemme, gerente creativo de Etadar por Deiman, reveló que trabajan en la creación del aroma del pan de muerto para que las personas huelan este alimento al tiempo que lo comen, a fin de que se sientan transportados a la época de la Conquista, periodo cuando se creó este producto

“Lo que queremos es llevar (este olor) a una expo para que la gente sepa que los aromas son importantes a la hora de gustar algo. Queremos que te transporte un aroma a la época o en este caso a la fecha de Día de Muertos”, dijo.

De acuerdo con la Canainpa, películas como Agente 007 y Coco impulsan la tradición de Día de Muertos, pues entre 2017 y 2018 se reportó un alza de hasta 5 por ciento anual en la derrama en ventas de este alimento tradicional en el país.

“Es una tradición que se ha venido recuperando porque hace muchos años se estaba perdiendo y al pasar esto se pierde la compra de pan. Ayudó mucho la película 007 y Coco (…) a raíz de estos eventos hemos notado incrementos de 5 por ciento anual un poco más o un poco menos en la venta del pan de muerto”, explicó.

Eduardo Molina coincidió en que la celebración en los últimos años cobró mayor relevancia debido a películas como Coco, pues en naciones de Centroamérica como Guatemala, El Salvador y Honduras, son algunos países que buscan adoptar al pan de muerto, pero con un sello particular.

“Nosotros hemos influido con estas tradiciones del pan de muerto y llevando productivamente estas ideas a otros países, por ejemplo en otros lugares o naciones no tienen la tradición de Día de Muertos, pero sí se ha hecho importante por la película de Coco que ha influido en muchas culturas”, dijo Molina en entrevista.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!