Ellas se dedican a reparar Niños Dios destruidos por los sismos

excelsior.com.mx

OAXACA,

Las imágenes que representan al personaje principal de la Navidad quedaron en pedazos desde la noche del terremoto del 7 de septiembre en el Istmo de Tehuantepec, Oaxaca.

Horas antes de la Nochebuena, Ingrid Flores, tiene como trabajo armar, pegar y pintar cada una de estos Niños Dios para que sean colocados en el nacimiento de muchas familias de Tehuantepec.

Ella, junto con su familia se dedica desde hace 15 años a restaurar estas imágenes de yeso en el barrio de San Sebastián, en su natal Tehuantepec.

«A comparación de otros años, los niños nos han llegado casi como rompecabezas”, asegura Ingrid Flores Velásquez, restauradora de imágenes religiosas.

Aunque estas piezas religiosas no poseen un valor histórico, para muchas familias, un Niño Dios forma parte de su familia y sin su presencia, no se entendería la Navidad.

«Nos lo regalaron cuando nos íbamos a casar, un 24 de diciembre, y significa mucho porque es parte de nosotros, como si fuera un hijo más en la familia y haciendo más grande la familia», afirma Carina de Jesús Morán.

Y confían que para la noche del 24 luzca como antes de la caída de tres metros que sufrió con el sismo.

«Estamos yendo al hospital, para que se cure, para que esté bien con nosotros, eso es lo que significa para nosotros», continúa Carina.

Para el 23 de diciembre, una veintena de Niños Dios será entregada a sus dueños, por lo que el trabajo de restauración requiere rapidez y precisión, porque cada dueño, conoce cada facción, gesto y postura de cada una de sus imágenes.

No te pierdas Imagen Noticias con Yuriria Sierra de lunes a viernes en punto de las 2:00 pm por Imagen Televisión.

                                                         
Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!