EEUU condenó a 9 años de prisión al Mayito Gordo pero podría quedar en libertad en un mes

El hijo de Ismael El Mayo Zambada ha estado en prisión desde 2014, por lo que ese tiempo sería descontado de su condena total

infobae.com

En San Diego, California, este viernes se llevó a cabo la audiencia para dictar sentencia a Ismael Zambada Imperial, el Mayito Gordo, quien finalmente fue condenado pro las autoridades norteamericanas a 108 de prisión, es decir, nueve años, luego que en 2021 se declaró culpable de conspirar para introducir drogas a Estados Unidos.

El juez Danna Sabraw, de la Corte Federal de Distritito Sur de California, apuntó que la sentencia contra el hijo de Ismael, El Mayo, Zambada, es “suficiente pero no mayor de lo necesario”.

Durante la audiencia, el fiscal buscó reducir la pena debido a la cooperación que brindó el joven narcotraficante mexicano con las autoridades de ese país, al que llegó extraditado en 2019.

Descontando el tiempo que el Mayito Gordo ha estado en prisión, recordando que fue capturado en México desde 2014, es posible que pueda quedar en libertad en julio próximo, adelantaron fuentes que siguieron la audiencia.

Ismael "El Mayito Gordo" Zambada instantes antes de su extradición (Foto: Twitter/OakRussian)
Ismael «El Mayito Gordo» Zambada instantes antes de su extradición (Foto: Twitter/OakRussian)

Mientras tanto, el narcotraficante mexicano se mantendrá preso en el Centro de Detención Metropolitano de San Diego y no se informó sobre un eventual traslado a otra prisión para cumplir el resto de la condena.

La condena llegó después de más de un año, pues en abril de 2021 el hijo de uno los principales líderes del Cártel de Sinaloa se declaró culpable por cargos de narcotráfico.

Culpable”, fue la respuesta de Zambada Imperial, cuando el juez Sabraw preguntó directamente cómo se declaraba

Según su acuerdo de culpabilidad, que firmó con iniciales en todas las páginas y rúbrica al final, el Mayito Gordo aceptó ser uno de los coordinadores principales del Cártel de Sinaloa para organizar el envío y distribución de grandes cantidades de cocaína, heroína y marihuana hacia e EEUU.

También admitió haber ordenado acciones de violencia a su paso por la organización criminal, así como haber exportado al menos 450 kilogramos de cocaína, y 90 kilos de heroína.

De este modo, el Mayo Zambada pronto podría ver a sus hijos en libertad, pues en septiembre de 2018 Serafín Zambada Ortiz, alias Sera, quedó en libertad luego de permanecer recluido durante cinco años y medio en los Estados Unidos, pues aunque se le procesó por conspirar para traficar cocaína y metanfetamina, solo existía un cargo en su contra.

Además, se espera que en 2024 finalmente quede en total libertad Vicente Zambada Niebla, El Vicentillo, cuando se cumplan los 15 años de condena que le impuso un juez federal de Estados Unidos. Sin embargo, el hijo mayor de El Mayo se acogió al programa de testigos protegidos y según documentos, ya no se encuentra bajo custodia del sistema de cárceles de ese país, por lo que es probable que ya se encuentre libre.

Quién es el Mayito Gordo

  163163

Ismael Zambada Imperial fue procreado de la relación que tuvo el Mayo Zambada con Margarita Imperial López, la segunda mujer del líder del cártel de Sinaloa. Nació en 1984 en Sinaloa, según información del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información de la actual Fiscalía General de la República.

Las autoridades estadounidenses aseguraron que el Mayito Gordo operaba en más de diez países de América y Asia. La denuncia en su contra detallaba que usaba sofisticados sistemas de comunicación encriptados para comunicarse con miembros del Cártel de Sinaloa.

Además, utilizaba diferentes tipos de vehículos para traficar la droga y precursores químicos, desde camiones y tractores, hasta aviones, submarinos, lanchas, trenes y remolques.

También fue señalado de obtener armas de forma ilegal, corromper funcionarios, así como utilizar la violencia para amedrentar a miembros de la policía, narcotraficantes rivales y miembros de su propia organización criminal.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!