Directivos de Seguridad Pública solapan robo a familiares de presos en Bucerías

Por Paty Aguilar

Conocedores de la fragilidad humana y si no la conocen la intuyen, por eso trabajan en esos lugares para abusar de ello y cometer ilícitos, policías municipales que se hacen cargo de la recepción de detenidos y custodia de internos de la Cárcel Municipal de Bahía de Banderas, Nayarit, con sede en Bucerías, han sido denunciados ante las autoridades de esta corporación y cárcel por parte de familiares afectados y de los mismos detenidos de haber sido objeto de robo en el interior de estas instalaciones policiacas.

El miedo a ser perseguidos y acosados por patrulleros municipales que llevan a cabo detenciones abusivas, principalmente los fines de semana y quincenas de hombres en estado de ebriedad, estos son basculeados y si tienen suerte ya con dinero en mano, los policías los dejan libres unas cuadras adelante, pero si se ponen roñosos, llegan a la cárcel y ahí, quienes se hacen cargo de la recepción y custodia de las pertenencias del detenido, le dan baje de una parte del poco o mucho dinero que llevan bajo la amenaza de que se abstengan de denunciar los hechos, una gran mayoría se quedan callados por temor a represalias, por temor a ser perseguidos y acosados por los patrulleros que en coordinación con los que están en la cárcel han hecho de esto una gran fuente de ingresos extra para compensar sus magros sueldos o bien para satisfacer su afición al robo.

A esto que está sucediendo en las calles con patrulleros y policías que reciben a detenidos, se suma el robo de que han sido objeto algunos familiares de quienes están recluidos en la Cárcel Municipal al momento de acudir a la visita conyugal o familiar al momento de dejar sus pertenencias en el área correspondiente.

Y aunque el alcaide ha recibido de manera verbal las quejas, este hace caso omiso, no cree en las quejas y cuando le piden que revise las cámaras de seguridad internas para dar con los policías rateros, la respuestas es “no tenemos cámaras de seguridad”, de ahí no lo sacan y por supuesto el robo queda impune porque los familiares no denuncian los hechos por escrito ya quepo quejarse empiezan a recibir más restricciones para poder entrar a ver a sus familiares, por lo que consideran que al hacer una denuncia formal, sus seres queridos internos pudieran sufrir las consecuencias de un mal trato, de represalias pues.

Pero el colmo es que ante tanta queja de familiares que han sido objeto de robo en parte de sus pertenencias, lo que determinó la autoridad de la Dirección de Seguridad Pública de Bahía de Banderas, fue poner un anuncio en el área de recepción de pertenencias donde reza “No nos hacemos responsables de los objetos de valor” palabras más palabras menos porque por supuesto no permiten tomar fotos del lugar a los familiares.

                                                         
Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!