Descubren contubernio entre trabajadores del Seapal y negocios irregulares

Se trata de un restaurante de alimentos, donde estaba de forma irregular con el tema de la red de agua potable y alcantarillado, hasta que los vecinos los denunciaron por la pestilencia que provocaba su fosa séptica. Trabajadores del organismo los desconectaron para simular, y luego los reconectaron tras ser coaccionados. Por fortuna los propietarios de lugar atendieron el llamado y ya se regularizaron. Ante tal, las autoridades municipales hacen un llamado a la ciudadanía para continuar con las denuncias y a los servidores públicos los conminan a realizar las cosas de manera legal, «porque los tiempos ya cambiaron», advierten.

Casos como estos, se están conociendo en Puerto Vallarta y tiene relación con el Seapal Vallarta; se trata de negocios, establecimientos comerciales y hasta restaurantes que por evitar pagar los servicios de agua potable y alcantarillado prefieren conectarse a la red de forma clandestina o bien construyen sus propias fosas sépticas provocando daños al medio ambiente.

Un claro ejemplo es el que descubrieron recientemente autoridades del Seapal, en el denominado restaurante «Las Potrancas», del que extraoficialmente se sabe pertenece a la familia Ibarría. Pero ante el llamado que se les hizo procedieron a la regulación de lo que debieron hacer anteriormente.

Y es que, extraoficialmente, se sabe no contaban con licencia ni permisos para operar. En la revisión se encontraron que había un fosa séptica hasta el «tope», lo cual generaba una pestilencia a kilómetros, ubicado en la Avenida México, a un costado de la explanada del Lienzo Charro Ibarría, situación que provocó que los mismos vecinos denunciaran los hechos.

Cuando las autoridades recibieron la denuncia solicitaron al personal de inspección la verificación del lugar, pero antes aseguran los testigos, pasaron a comer al lugar y los mismos vecinos tomaron y captaron imágenes que pone en evidencia el desempeño de algunos inspectores tanto del Seapal como del Ayuntamiento.

Aunado a que los conectan a la red del drenaje de manera clandestina, según audio hecho llegar a este medio.

«Las mismas personas que entraron al lugar a cortar el agua le están conectando el agua de la manguera de donde se la roba, porque traen herramienta y con la misma herramienta que hicieron el trabajo. Le están haciendo el paro, según él, para que no se quede sin agua… ¡no se vale! ¿Como ahí por qué? ¿Los mismos del Seapal?… deja ver si la vecina puede tomarle algunas fotos donde están conectándole. Esto es una porquería».

LA REGULACIÓN

Luego de que directivos del Seapal conocieron de los hechos, procedieron a la notificación y los propietarios del restaurante llevaron a cabo el pago correspondiente, motivo por el cual les otorgaron un 50% de descuento para regularizarse.

En este contexto, el presidente municipal, Luis Michel, reiteró su apoyo al director del Seapal, Salvador Llamas para continuar con el exhorto a la ciudadanía y proceder a regularizarse.

Con estas acciones, considera el gobierno municipal que Puerto Vallarta tiene una gran oportunidad de hacer bien las cosas, lejos de partidos, donde el alcalde está en toda la disponibilidad de ayudar a quien así lo considere.

Se entiende que gobiernos anteriores, tenían otras formas de hacer las cosas, «pero aquí necesitamos la ayuda mutua para que Puerto Vallarta prospere, sin corrupción», manifestó en su oportunidad el primer edil.

Las autoridades pidieron a la ciudadanía continuar ofreciendo ese voto de confianza para seguir con las denuncias ciudadanas, «gobiernos del pasado desde el PRI, PAN o MC han ido caminando con la bandera de la ilegalidad, hoy las cosas ya cambiaron. Y seguiremos acatando la decisión del presidente municipal, Luis Michel, de atender las denuncias, resolver y trabajar de manera correcta», dijo el director del Seapal, Salvador Llamas.

«Si ayuda la ciudadanía para que hagamos las cosas bien, los objetivos podrán lograrse, todo esto se logrará si todos nos ponemos a trabajar. La idea es que el funcionario debe servir al pueblo y el pueblo ayudar al funcionario denunciando situaciones irregulares. Todos tenemos un compromiso».

Lo expuesto en los primeros párrafos, es un tema que los funcionarios públicos deben de tomar en cuenta para no caer en hechos de corrupción.

«Hay que reconocer a quienes atienden el llamado. No podemos juzgar a la gente porque (en el pasado) era lo que había, pero hoy tenemos Ley que todos debemos respetar», finalizó.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!