Corrupción y la violencia frenan competitividad de México: IMCO

jornada.unam.mx

Ciudad de México. Aunque México avanzó en materia de competitividad una posición a nivel internacional, la corrupción y la violencia continúan siendo los factores que frenan al país para que siga escalando lugares, de acuerdo con el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO).

El organismo señaló que en 2017, México pasó del lugar 37 al 37, sin embargo, no ha recuperado los niveles de competitividad que solía tener hasta 2004, pues a partir del siguiente año la ubicación del país en el Indice de Competitividad Internacional ha oscilado entre el 35 y el 37 debido principalmente a la corrupción y a la violencia.

El Instituto señaló que México ha ganado terreno en competitividad, pero también los 43 países que participan en la medición y que toma en cuenta 129 indicadores con 10 subíndices. El estudio indica que el porcentaje de la Población Económicamente Activa con educación superior se incrementó de 28 a 29.8 por ciento, mientras que la formación bruta de capital fija se incrementó de 11 mil 910 dólares por persona económicamente activa a 12 mil 354 dólares.

Así México se encuentra entre los diez países menos competitivos, junto a Colombia, Tuquía, Rusia, Argentina, Sudáfrica, Indonesia, Guatemala, Indonesia, India y Nigeria.

El IMCO señaló que en materia de sistema de derecho confiable y objetivo, México aún tiene debilidades en los costos de delincuencia en los negocios, confianza en la policía y homicidios dolosos. Por el lado político, México, hay poca libertad de prensa y menor participación electoral.

Además, el índice señala que existen debilidades económicas por los pocos activos del sector financiero y pocos activos de los depositantes, pero también por la reducida libertad de competir.

En el tema de sociedad incluyente, preparada y sana, el país reporta la alta prevalencia de diabetes, el alto gasto de salud por cuenta propia, así como una cifra alta en embarazos en adolescentes.

Mientras que en el manejo sustentable del medio ambiente, las debilidades radican en un alto estrés hídrico, pocas empresas limpias y un número reducido de áreas naturales protegidas.

El IMCO incluyó un apartado en el que considera que “no importa quien gane las elecciones presidenciales de 2018, es fundamental proteger y profundizar” el camino seguido por las reformas estructurales.

En ese sentido consideró que debe darse continuidad a la reforma educativa, mientras que la implementación de la energética depende de elementos clave en los siguiente seis años. Además, remarcó que la relación de México con Estados Unidos debe verse más allá de lo que implica la presidencia del presidente Donald Trump.

                                                         
Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!