Cómo el Cártel de Sinaloa controla la venta de mariscos a restaurantes y el tráfico de vida silvestre a China

Organizaciones criminales como el Cártel de Sinaloa están adentrándose cada vez más en el comercio legal de vida silvestre a compradores chinos como moneda de cambio de precursores químicos para drogas ilegales como el fentanilo y la metanfetamina

infobae.com

La ambición de los cárteles mexicanos no tiene límites y muchas veces sus tentáculos se extienden hasta rincones insospechados. Tal es el caso de la industria pesquera y el tráfico de vida silvestre desde México a China.

Organizaciones criminales como el Cártel de Sinaloa están adentrándose cada vez más en el comercio legal de vida silvestre a compradores chinos como moneda de cambio de precursores químicos para drogas ilegales como el fentanilo y la metanfetamina, advirtió el informe La caza furtiva y el tráfico de vida silvestre ligados a China en México, publicado por Brookings.

“En México, mucho más que en otras partes del mundo, la caza furtiva y el tráfico de vida silvestre para los mercados chinos se entrelaza cada vez más con el tráfico de drogas, el lavado de dinero y la transferencia de valores en economías ilícitas. Sin embargo, la relación entre los comerciantes de vida silvestre chinos y los grupos de crimen organizado mexicanos también están atravesando importantes cambios”, advirtió la autora del informe, Vanda Felbab-Brown.

La organización narco sinaloense, considerada como la más grande y poderosa del hemisferio occidental, ha buscado monopolizar empresas legales e ilegales a lo largo de toda la cadena de suministro vertical, advirtió el informe. Ya no solo se dedican a exigir una parte de las ganancias, ahora ordenan a las pesqueras legales e ilegales cuánto pueden pescar y a quiénes se lo pueden vender.

La zona en la que realiza la pesca ilegal de totoabaLa zona en la que realiza la pesca ilegal de totoaba

La influencia del Cártel de Sinaloa en la industria pesquera es tan magnitud que incluso controlan los mariscos y productos marinos de alta calidad que se venden a los restaurantes turísticos de la costa mexicana. “Los grupos de crimen organizado mexicano fijan los precios para compensación de los pescadores y el pago a los restaurantes por los productos marinos de los cárteles”.

El control de las pesqueras le facilita al Cártel de Sinaloa el contacto directo con los comerciantes chinos. Por su parte, el gobierno chino ha rechazado su responsabilidad en la caza furtiva y el tráfico de vida silvestre en México, pues ha insistido en que estos son problemas que le atañen al gobierno mexicano. Hasta la fecha entre ambos países no existe ningún tipo de acuerdo de cooperación contra el tráfico de vida silvestre.

Solo en 2018, tras una fuerte presión internacional, el gobierno chino realizó varias redadas contra mercados minoristas; pero al parecer dichas acciones no fueron suficientes para que contrarrestar el comercio ilegal, pues a partir de entonces se volvió más oculto y buscó otras vías como las plataformas privadas en línea, precisó el informe.

En México, el problema se agudiza por la falta de autoridad, personal y equipo para prevenir los delitos ambientales. “Los funcionarios gubernamentales, los comerciantes legales de productos de vida silvestre e incluso los organismos de aplicación de la ley en México están sistemáticamente corruptos e intimidados por el crimen organizado, y el pobre estado de derecho en relación con la aplicación de la ley facilita la caza furtiva, la tala ilegal y el tráfico de vida silvestre a China”, señaló Felbab-Brown.

(Foto: Cuartoscuro)(Foto: Cuartoscuro)

Entre las especies que se cazan furtivamente y que se contrabandean a China, algunas veces a través de los Estados Unidos, se encuentran reptiles, pepinos de mar, totoabas, orejas de mar, tiburones y de acuerdo con varios informes, lamentablemente cada vez más jaguares.

Los riesgos se traducen en potenciales daños a la biodiversidad de México. “Requiere atención urgente con recursos mucho más dedicados, así como una cooperación internacional significativa, para identificar y desmantelar las redes de contrabando y los mercados minoristas”, concluyó el informe.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!