Calcomanías «llamativas»: El nuevo modus operandi para defraudar en cajeros automáticos

La policía capitalina detectó este delito en las alcaldías Cuajimalpa, Tlalpan, Coyoacán y Cuauhtémoc

heraldodemexico.com.mx

La Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México, informó sobre la detección de un nuevo modus operandi utilizado por un grupo delictivo que se dedica al robo y fraude contra a cuentahabientes de diferentes bancos en la capital.

Estos delincuentes retienen el efectivo de sus víctimas cuando estas intentan hacer algún retiro, además posteriormente obtienen los datos de sus tarjetas bancarias. La policía capitalina detectó este delito en las alcaldías Cuajimalpa, Tlalpan, Coyoacán y Cuauhtémoc.

La policía capitalina detectó este delito en las alcaldías Cuajimalpa, Tlalpan, Coyoacán y Cuauhtémoc. Foto: Especial.

¿Cómo funciona este nuevo fraude bancario?

De acuerdo con el personal del área de inteligencia de la policía capitalina, la estrategia utilizada por esta banda criminal es colocar algunas trampas en los cajeros automáticos y retener el dinero de los usuarios.

Los integrantes de esta banda, acuden como cualquier usuario bancario, pero al ingresar a la zona de cajeros, colocan la trampa y luego pegan una calcomanía.

Cuando los usuarios detectan algún problema con el dinero retenido, llaman al número que viene en la calcomanía para reportar el problema.

En este número les contesta una persona que les ofrece ayuda, misma que le solicita datos como el NIP, número de seguridad y nombre del titular para así cometer el fraude.

Finalmente, estos delincuentes, regresan a la sucursal por el dinero retenido, actualmente varias cámaras de seguridad del gobierno capitalino, han permitido ubicar a un mismo vehículo rondando las instalaciones de al menos ocho zonas de cajeros automáticos, por lo que apenas la semana pasada fueron detenidos en Iztapalapa Leobardo “N”, Víctor “N” y Alondra “N”, presuntos integrantes de dicho grupo delictivo.

                                                         
Compartir
error: ¡Atención!