Terrible bloqueo de carretera federal 200

Boca de Tomatlán se despertó enojado y desde las 9 de la mañana a las 21 horas, mantenía bloqueada la vía de comunicación *Parcialmente estaban dejando pasar los vehículos *Llegó personal de Semarnat a checar la Hidroeléctrica, la abrieron, pero algo paso que fue cerrada de nuevo

Pobladores de Boca de Tomatlán apoyados por algunas personas de Mismaloya, cerraron por completo la carretera federal 200, luego de que manifestaron no estar de acuerdo con la construcción de la hidroeléctrica y que las autoridades no les dieran solución a sus peticiones de parar la obra.

Esta vez el pueblo iba decidido todo, incluso llegó a retar a la autoridad Estatal gritándole que sí “chingadazos” querían, “chingadazos” iban a tener, pero que ellos no se iban a quitar de ahí y es que momentos antes llegó un grupo de elementos de la Policía Estatal con equipo antimotín lo cual enojó más a los pobladores, debido a que momentos antes había llegado personal de la Guardia Nacional y sólo tomó datos y se retiró.


“Si ellos no nos hicieron nada, por qué ustedes nos vienen a reprimir, no queremos un gobierno así, lárguense de aquí porque si chingadazos quieren, chingadazos van a tener, Boca de Tomatlán está unida vamos a defender el río cueste lo que cueste” fue lo que gritaba uno de los que estaba al frente de esta manifestación.

Desde días antes la cita fue a las 9 de la mañana, se convocó a los pobladores de Boca de Tomatlán, así como a los de Mismaloya, para los que quisieran apoyar al cierre de la carretera federal 200 a la altura del poblado en mención, para ser escuchados nuevamente y que esta vez sí les dieran solución.

En punto de las 9:15 horas, los pobladores comenzaron a cerrar la carretera colocando una panga, bidones con agua, bloques de concreto y varias mantas, en donde expresaban que el río no se vendía y que querían solución a sus problemas “Fuera Garza Blanca”, entre otros.

Para ese momento ya se encontraba una patrulla de la Policía Turística junto con elementos de Tránsito Municipal, eran 4 elementos, asimismo, llegó una patrulla de la Policía Estatal sólo con tres elementos y más tarde, arribo una patrulla de la Policía Federal con dos elementos también.

Al informarse que la carretera se había cerrado, inmediatamente todos dieron aviso a sus respectivas bases llegando más tarde más elementos de la Policía Turística, además de más oficiales de Tránsito Municipal y los que estuvieron monitoreando la situación y además daban vialidad debido a que el acceso a la playa de Boca de Tomatlán, sí estaba abierto y algunos vehículos tenían que circular en sentido contrario para poder llegar a la playa.

Para esos momentos ya se encontraba el secretario general del ayuntamiento, Francisco Javier Vallejo Corona, quien comenzó escuchar la petición de las personas, sin embargo, poco a poco lo empezaron a ignorar debido a que decían que no lo querían a él, que querían que se presentará el Presidente Municipal para escuchar sus peticiones debido a que ellos sabían que él los podía ayudar pero en esta ocasión se sentían que los estaban dejando abajo.

Ante estos hechos, el secretario general les dio una explicación del motivo por el cual el alcalde no se podía presentarse en esos momentos, así como el por qué tampoco ellos podían hacer mucho, informándoles que la obra estaba fuera de su jurisdicción y ellos no podían actuar sin embargo, si comenzaron a pedir apoyo a la ciudad de Guadalajara para que por medio de gobierno del Estado, les enviaran al personal de Semarnat para que se hicieran cargo de la situación, es decir que llegaran a inspeccionar la zona de la hidroeléctrica y saber si efectivamente había impacto ambiental en la zona o si estaban afectando el ecosistema para proceder a su clausura o hasta que se llevaran a cabo los estudios correspondientes.

Mientras eso pasaba, las personas comentaron que la carretera iba a estar cerrada hasta que llegara esa persona, es decir, un representante de la Semarnat para que realizará lo conducente o de lo contrario ahí se iban a estar, no importaba los días que fueron, ya que si a ellos los estaban afectando con esta construcción de la hidroeléctrica a ellos tampoco les importaba afectar las vías de comunicación, en este caso la carretera federal 200.

Por esos momentos ya había largas filas hacia ambos municipios, es decir, hacia Vallarta y hacia Cabo Corrientes, los conductores estaban enojados, pedían que les dejaran pasar que ese no era su problema y que entendieran que ellos también tenían derechos como automovilistas para circular libremente por las vías de comunicación.

Los pobladores comenzaron a dejar pasar a los vehículos de emergencia o que llevaban personas enfermas, sin embargo, esta acción comenzó a molestar a otra parte del pueblo quien manifestaba que todos o ninguno y el caso era que no pasara nadie hasta que se les hiciera caso.

Más tarde uno de los representantes manifestó que no quería que hubiera violencia, por lo tanto tenían que acceder también a la petición del personal de la Federa, a dejar pasar a la gente parcialmente es por ello que cada cierto tiempo dejaban pasar 10 minutos de tráfico vehicular, tanto de un lado como del otro, de este modo la carretera se comenzó a liberar poco a poco sin embargo, no había respuesta y determinaron cerrar por completo nuevamente.

Para un momento ya había llegado personal de la Guardia Nacional, tomó conocimiento de los hechos y al ver que no había disturbios ni nada, se retiró.

Apenas habían pasado de 10 a 15 minutos, cuando llegaron elementos de la Policía Estatal, mismos que comenzaron a bajar equipo antimotín y comenzaron a prepararse los elementos, acción que comenzó a enojar a los pobladores y comenzaron a estallar contra los elementos de la Policía Estatal, a quien les pidieron que se largaran, “si no vienen a dar soluciones, tampoco vengan a dar problemas, fuera, fuera, fuera!!!” es lo que les gritaron.

El comandante de los estatales intentó llegar a un diálogo con las personas, sin embargo, al ver la reacción de todos, replegó su personal hacia un punto, desde donde solo estuvieron al pendiente.

Una vez más personal de la Policía Federal entró para tranquilizar la situación logrando además que fueran abiertos otros 10 minutos más para que el tráfico vehicular circulara por ambos sentidos.

Más tarde se hizo presente el presidente municipal de Cabo Corrientes, Prisciliano Ramírez Gordían, mismo que les dio a conocer a los manifestantes que la solución la tenían los ejidatarios ya que ellos habían firmado un documento en donde permitían a la hidroeléctrica trabajar y si ese documento era revocado, entonces sí podían hacer algo ellos como pueblo, sin embargo, todo parece indicar que la mesa directiva de dicho ejido ya no era la misma ya no estaba y tampoco se querían presentar a dar la cara para explicar lo que había sucedido.

Prisciliano comenzó a dar explicaciones a las personas, informándoles que él solamente había dado el permiso de la construcción de las casetas de seguridad y de las cuarto de máquinas de la hidroeléctrica, es decir nada comparado con los permisos federales y estatales que se habían dado.

Explicó que incluso había detectado malos movimientos por parte de personal de Planeación y por ello procedieron a la destitución de dos personas.

Más tarde se hizo presente un elemento de la Semarnat, quien junto con los manifestantes se fueron al Polvorín y junto con una mesa directiva de los manifestantes acudieron a la hidroeléctrica comenzaron a realizar la inspección correspondiente y valorarían la situación respecto a si había o no daño ambiental, lo que generaría que fueran colocados los sellos de clausura y de este modo parar la obra hasta realizar el chequeo y estudio correspondiente o no.

La carretera fue abierta a las 5 de la tarde sin embargo, media hora más tarde nuevamente fue cerrada parcialmente, pero más tarde, hasta las 21 horas de este martes, la Policía Federal reportaba que la carretera nuevamente había sido cerrada por completo.

Compartir

Reportero. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!