Sacerdotes asesinados convivieron con grupos criminales: Fiscal-Guerrero

elfinanciero.com.mx

CHILPANCINGO.- Los dos sacerdotes asesinados al salir de un baile en Taxco de Alarcón, previamente convivieron con integrantes de grupos criminales que asistieron a ese evento reveló el fiscal general de Guerrero Xavier Olea Peláez.

En conferencia de prensa celebrada en Chilpancingo, el funcionario dijo que fue una “imprudencia” de los sacerdotes el haber asistido a ese evento musical celebrado en Juliantla, y sobre todo viajar de madrugada sin seguridad alguna.

“En ese baile no hubo seguridad municipal, estatal o federal, porque el apoyo de seguridad preventiva nunca fue solicitada a ninguna autoridad por los organizadores”.


En ese baile no hubo seguridad municipal, estatal o federal, porque el apoyo de seguridad preventiva nunca fue solicitada a ninguna autoridad por los organizadores”.
Xavier Olea Peláez, Fiscal General de Guerrero
“Eso facilitó que personas pertenecientes a diversos grupos delictivos acudieran al baile con el grupo Bronco, portando armas de fuego, consumiendo bebidas embriagantes y probablemente drogas”, dijo.

Olea Peláez aseguró además que el presbítero que respondía al nombre de Germaín Muñiz García, había sido identificado como miembro de un grupo delictivo que opera en la zona de Mezcala, luego de que en su página de Facebook apareció portando presuntas armas de alto poder junto con delincuentes, lo que también pudo haber sido motivo para ser agredido.

Detalló que las víctimas salieron de la Mezcala, aproximadamente a las 19:00 horas el día 4 de febrero, con dirección a Taxco, donde hicieron una parada en el hotel “Argento”, solicitando dos habitaciones en las cuales dejaron sus maletas y posteriormente se dirigieron hacia la población de Juliantla donde acudieron al baile y jaripeo que amenizó el grupo “Bronco”.

Destacó que de las investigaciones así como de testimonios recabados, se tuvo conocimiento que existió un conflicto durante el baile, entre integrantes de un presunto grupo delictivo con algunas personas que acompañaban a los sacerdotes Germaín Muñiz García e Iván Añorve Jaimes, de lo que se desprende la existencia de un conflicto previo.

“Se tiene conocimiento pleno, a través de pruebas periciales y de inteligencia que, los sujetos activos aproximadamente a kilómetro y medio adelante de donde privaron de la vida los dos sacerdotes e hirieron a las otras víctimas, se apoderaron de un vehículo de unas personas que viajaban hacia la ciudad de Cuernavaca, y en dicho vehículo se adentraron en el Estado de México hacía el municipio de Ixtapan de la Sal.

Por estos hechos la Fiscalía asegura que los agresores, operan en el Estado de México, por lo que podrían pertenecer al Grupo criminal de la Familia Michoacana.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!