Redes de atención primaria, eje del Plan Nacional de Salud

jornada.com.mx

Mantener a las personas sanas mediante redes integradas de servicios que se enfocarán en la atención primaria, sin restricciones para ninguna enfermedad, son algunos de los principales objetivos del Plan Nacional de Salud 2019-2024. Su aplicación depende aún de que el Con-greso de la Unión apruebe la iniciativa de reforma a la Ley General de Salud para la creación del Instituto de Salud para el Bienes-tar (Insabi).

La estrategia fue presentada ayer en Palacio Nacional durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador y una vez que concluyeron las visitas a los 80 hospitales rurales de IMSS-Bienestar en 19 estados de la República.

Ahí, el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, reiteró que en 2020 el gobierno federal invertirá 40 mil millones de pesos para fortalecer los servicios y garantizar la distribución gratuita de medicamentos a todas las personas sin seguridad social. Aunque todavía está pendiente saber de dónde provendrán esos recursos, ya que no están contemplados en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020.

Alimentación saludable

IMSS Bienestar es uno de los pilares del plan. Sobre el mismo, López Obrador resaltó el trabajo de los Centros de Atención Rural al Adolescente (CARA) a cargo de jóvenes que realizan actividades de prevención del embarazo, adicciones, violencia y promueven la alimentación saludable. Está muy bien desarrollado el programa y se le va a apoyar con médicos y sicólogos que trabajarán con adolescentes y niños en actividades de estimulación temprana.

Al respecto, el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, comentó que a partir del primero de septiembre pasado, los médicos especialistas de IMSS Bienestar recibieron un aumento en su salario mensual de hasta 20 por ciento. En este año se crearon mil 269 plazas de enfermería y 77 de sicólogos para hospita-les rurales.

El funcionario indicó que está abierta la bolsa de trabajo en las unidades médicas rurales para enfermeras de la comunidad que hablen lengua indígena. Además, hay un programa de infraestructura a realizarse entre 2020 y 2022 con obras diversas.

En tanto, durante el sexenio se regularizarán mil 39 plazas de personal del ámbito rural que tiene contratos temporales.

Antes, Alcocer Varela resaltó la inequidad que prevalece en el sistema nacional de salud.

La exposición del nuevo plan sanitario estuvo a cargo de Juan Antonio Ferrer, propuesto por el titular del Ejecutivo para dirigir al Insabi, organismo que con la reforma legal pendiente, remplazará al Sistema de Protección Social en Salud, su brazo operativo, el Seguro Popular, y su esquema financiero.

El Insabi concentra las acciones de la estrategia sectorial de inversión financiera y la basificación de 86 mil 268 trabajadores. Sobre la primera, indicó que este gobierno heredó 317 obras inconclusas, de las cuales se terminaron 81.

Se invertirán 34 mil 254.3 millones de pesos para realizar sustituciones, ampliación, construcción, mantenimiento y conservación de centros de salud, hospitales de segundo nivel y de alta especialidad.

Ayer, por primera vez se dio información puntual sobre la cantidad de empleados con contratos por honorarios y eventuales. Del total, 62 mil 646 son médicos, paramédicos y afines, y poco más de una tercera parte (23 mil 622) personal administrativo que también se incluye en el programa de regularización de plazas.

Ferrer indicó que la basificación se iniciará en 2020 con 6 mil 10 personas que tienen 10 o más años de antigüedad.

Además, comenzará un proceso de reclutamiento de médicos generales, especialistas y enfermeras que se sumarán a la estrategia Médi-cos del Bienestar para trabajar en las regiones de mayor marginación del país. Ferrer aseguró que los nuevos trabajadores tendrán posibilidades de crecimiento profesional, contarán con estímulos económicos, estabilidad laboral y la oportunidad para formarse como especialistas.

Mencionó el calendario de la compra consolidada de medicinas y material de curación y aseguró que se garantizará el abasto de los insumos. El Insabi también participará con otras instituciones para asegurar los derechos a la salud, educación, vivienda, agua y saneamiento.

Compartir
error: ¡Atención!