Profeco clausuró 13 gasolineras por incumplimiento de la nueva norma de “litros de a litro”

Esta norma formará parte de la estrategia de combate al “huachicol” y dará herramientas a la Profeco para dar evidencias a denuncias penales.

infobae.com

Esta mañana, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffiel Padilla, anunció los resultados de las primeras inspecciones que hicieron a partir de que el pasado 8 de octubre entrara en vigor la nueva norma de actualización de dispensarios de las gasolineras (NOM-005-SCFI-2017).

El objetivo de esta norma, según un comunicado de la Secretaría de Economía, es dar mayor certeza a las y los consumidores de que el volumen de combustible que reciban será el correspondiente al que pagaron. Esta norma formará parte de la estrategia de combate al “huachicol”, pues le dará a la Profeco mayores herramientas para tener control del software de los dispensarios y evitar prácticas ilegales.

En los primeros tres días de que empezara a aplicar la nueva norma, la Profeco inspeccionó 65 estaciones de servicio. En la mayoría de los casos (48) los dispensarios ya estaban actualizados de acuerdo a la nueva norma. 4 gasolineras se encontraban cerradas al momento de las inspecciones pues precisamente se encontraban en proceso de modificación y en 13 ocasiones (un 20% del total) tuvieron que cerrar las instalaciones hasta que actualicen las bombas. Ricardo Sheffel explicó que esta es la sanción para las gasolineras que no cumplan con las nuevas regulaciones.

“Hicimos en esos tres días 65 verificaciones; encontramos 48 gasolineras que ya habían adaptado y cambiado sus bombas, un porcentaje alto, 74 por ciento. Encontramos 4 gasolineras que estaban cerradas porque estaban cambiando a la nueva NOM-005, que son 6 por ciento de las estaciones, y cerramos 13 gasolineras hasta que actualicen sus bombas” fueron las palabras del titular de la Profeco.

Imagen de archivo. Una trabajadora realiza un pago junto a las bombas de combustible en una gasolinera de Pemex en Ciudad de México. 8 de febrero de 2018. REUTERS / Edgard GarridoImagen de archivo. Una trabajadora realiza un pago junto a las bombas de combustible en una gasolinera de Pemex en Ciudad de México. 8 de febrero de 2018. REUTERS / Edgard Garrido

Agregó que es su ambición lograr una reapertura completa en próximas fechas: “ojalá pronto podamos ver que 100 por ciento cumple y no tengamos que cerrar gasolineras, pero el avance es importante en estos primeros tres días de aplicación y verificación de esta nueva norma”.

Con la aplicación de esta nueva norma, los dispensarios deberán de entregar a la Profeco información respecto a los ajustes en el sistema de medición de combustible despachado, los cambios de precios, el acceso al sistema electrónico de las bombas, que será vigilado con la apertura de puertas de las mismas y el acceso al modo de programación, los cambios de hora y fecha del sistema y la actualización de los programas de cómputo.

Estos son algunos de los criterios que la Profeco inspeccionó los días jueves, viernes y sábado para determinar cuáles eran las gasolineras que ya contaban con las actualizaciones pertinentes en su software.

Con estos datos, la Profeco espera poder contar “con instrumentos que le permitirán obtener evidencia que sustente las denuncias penales”. En el comunicado de la Secretaría de Economía, explican que la actualización de los dispensarios “facilitará la tarea de verificación de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), que tendrá mejores herramientas para identificar los casos en los que alguna estación de servicio incurra en prácticas en perjuicio de los consumidores”.

Con la aplicación de estas nuevas regulaciones, las estaciones de servicio se consolidan como un nuevo frente para el combate al llamado “huachicol”: “La Norma Oficial Mexicana también permitirá detectar áreas vinculadas al robo de combustibles, con lo que coadyuvará con otras autoridades a cerrar vías a grupos delincuenciales relacionados con la venta de combustible robado”.

Esta norma cancela las regulaciones anteriores y aplica para todos los estados de la República Mexicana.

Compartir
error: ¡Atención!