Podrían conectar plantas de tratamientos, para no contaminar la Laguna de San Pancho

Por Paty Aguilar
NoticiasPVNayarit

Como oportunamente se dio a conocer, pobladores de la comunidad de San Pancho, destino turístico y cultural de la Riviera Nayarit, enclavado en el municipio de Bahía de Banderas, preocupados por la alta contaminación de aguas negras de la Laguna Costera que genera la antigua planta de tratamiento que fue construida en 1970, pero que sin embargo, hoy, está completamente rebasada, por lo que desde hace dos años, los pobladores han instado al gobierno estatal de Nayarit y al municipio, conectar esta plata a otra que fue construida hace 5 años para resolver el problema, pero hasta la fecha sin resultado positivo, motivo por el cual, para continuar con la lucha y empezar a fincar responsabilidades a servidores públicos que han sido omisos y negligentes, solicitaron al SEAPAL, organismo operador del agua de Puerto Vallarta, Jalisco, para que a través de su laboratorio, se analice la calidad del agua, resultados que se entregarán este miércoles 8 de febrero 2017, debidamente certificados para los fines que se persiguen; exigir la conexión de las plantas o en su caso, demandar a las autoridades responsables del daño ecológico que durante años se ha provocado a dicha laguna y por ende al mar.

En el recuento de hechos y daños en la víspera de la entrega de resultados del laboratorio certificado del SEAPAL, Eric Saracho, señala que esta planta fue construida en 1970 al lado de este hermoso estero lleno de vida, belleza y comida la cual sigue tirando aguas negras mal tratadas al cuerpo de agua.
Comenta, que dicha planta es antigua y pequeña y ya no responde a la necesidad de tratamiento de las aguas negras que actualmente genera la población. Su capacidad, dice, es de 5 litros por segundo y actualmente, el pueblo genera 8 litros por segundo, por lo consiguiente, explica, por lo menos 3 litros por segundo van a la laguna sin tratamiento, motivo por el cual, el cuerpo de agua a veces se ve negra, burbujeante y maloliente.

Por lo tanto, señala, la gran cantidad de nutrientes y contaminantes que provienen de la planta hacen que el agua del estero sea peligrosa para salud humana y ambiental. Recuerda que hace dos años se midió la cantidad de bacteria E-colli y la muestra arrojó 4800 cuando el nivel máximo permitido es 200 y 300 ya es peligroso. Además, agrega que la cantidad de excremento diluido en el agua genera una hiper reproducción de lirios (dos clases) que son una respuesta del sistema que trata de limpiarse, un poco como la fiebre cuando quiere matar bichos, explica.

En esta situación, precisa que el lirio se extiende demasiado en el cuerpo de agua del estero y acaba con el oxígeno, la luz y los peces al no poder respirar mueren. El estero ha sobrevivido, dice, debido a que año con año en temporal de lluvias, el Arroyo Los Izotes aporta suficiente corriente de agua que provoca la ruptura natural de la barra de arena que separa la laguna del mar y toda esta contaminación y toneladas de lodos negros llegan al océano.

En este contexto, y debido a los reclamos de los pobladores, El CEA, Comisión Estatal del Agua de Nayarit, en el año 2012, construyó una nueva planta de tratamiento con capacidad de tratar 12 litros por segundo, pero sigue sin funcionar. Las razones, según señala, Eric Saracho; un acaudalado desarrollador turístico local ha impedido y saboteado la conexión entre las dos plantas porque actualmente (y desde el 2007) hace uso del agua para regar su campo de golf y paga el OROMAPAS (organismo operador del agua de Bahía de Banderas) la operación de la planta vieja.

Informa Eric Saracho, que gracias a las gestiones de vecinos, locales y amigos del estero de San Pancho, este martes 8 de febrero 2017, a la una de la tarde llegará personal del CEA para visita de campo y ver detalles para conectar la planta.

El miércoles, SEAPAL Vallarta, les entregará los análisis del agua que sale de la planta de tratamiento para tener un argumento técnico de peso para con ello poder exigir públicamente la conexión de la plata de tratamiento ya.

Adelanta, Eric Saracho, que de llegar a conectarse las plantas, el proceso de curación del estero, también llamado Laguna Costera de San Pancho, en uno o dos años, se tendrá de regreso aquel edén público y gratuito donde muchos adultos de San Pancho y la región, nadaron en su infancia y de donde comieron jaibas azules y carpas. Habrá un cuerpo de agua limpio y seguro para poder nadar con los bebés (y toda la familia) en agua dulce limpia y naturalmente sana frente al mar de San Pancho, concluyó, finalmente.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!