Plan de Desarrollo de Urzúa parecía hecho por Carstens o Meade: AMLO

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Al marcar las diferencias que mantuvo con Carlos Urzúa, en los poco más de siete meses que este encabezó la Secretará de Hacienda, el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que el Plan de Desarrollo que le proponía el exsecretario era de corte neoliberal y era como si lo hubiera hecho Agustín Carstens o José Antonio Meade.

Comentó que cuando Urzúa le presentó el Plan de Desarrollo, este no reflejaba el cambio que se quería marcar respecto del esquema neoliberal y al ejemplificar se lanzó contra el exgobernador del Banco de México y el exsecretario de Hacienda en el gobierno pasado, aunque luego reparó:

“Era como si lo hubiera hecho Carstens, o  Meade, con todo respeto. Se me fue, es tan buena persona, de verdad, lo digo seriamente, Meade es una muy buena persona y también Carstens”, dijo el presidente y luego remarcó sus diferencias con Urzúa.

“Tenemos concepciones distintas y siempre cuestionamos la política neoliberal, no engañamos a nadie. No puedo aceptar más de lo mismo y en lo que no creo, es un asunto de juicio práctico ¡Cómo puedo aceptar la política neoliberal después del fracaso!”, subrayó al señalar que se terminó esa forma de gobierno y de pensamiento porque la gente quiso un cambio.

El mandatario rechazó que la renuncia de Urzúa contradiga la Cuarta Transformación y negó que exista corrupción. Por eso afirmó que no habrá investigación al respecto pues no hay pruebas.

 

Para Buenrostro, toda la confianza

López Obrador rechazó diferencias entre Urzúa y Raquel Buenrostro quien está a cargo de la Oficialía Mayor de Hacienda y donde se concentró la autorización de las compras del gobierno por un billón de pesos anualmente.

En su larga exposición insistió en que Buenrostro tiene toda su confianza pues tiene la meta de ahorrar 200 mil millones de pesos.

 “Por eso la ven con malos ojos porque es la responsable de las compras y establecer las condiciones para los servicios”, precisó.

Argumentó que después de 36 años de política neoliberal son necesarios los cambios y recordó que siendo jefe de gobierno de la Ciudad de México Urzúa también renunció como secretario de Finanzas y fue sustituido por Gustavo Ponce quien, después del escándalo que lo llevó a la cárcel acusado de enriquecimiento ilícito, corrupción y lavado de dinero, fue sustituido por Arturo Herrera.

Reiteró que los cambios son parte de la atmósfera de libertad qué hay en el gobierno para que haya debate y se digan las cosas. “Yo concilio con todos” indicó siguiendo el ejemplo de Juárez.

Sin embargo, manifestó que espera que no sean muchos los cambios, aunque insistió que no habrá camisa de fuerza.

Explicó que esta es una transformación profunda sin violencia vía, de manera pacífica.

“Si hay debate es consustancial a la democracia, de modo que no podamos polemizar, tenemos posiciones distintas. Me he esmerado en señalar que desde siempre existe un pensamiento conservador en el país”, precisó.

Subrayó que no hay un pensamiento único y que debe de haber discrepancias y el derecho a disentir.

López Obrador celebró que haya diferencias en su gobierno y no se siga con aquella sumisión de: “¿Qué horas son? Las que usted diga señor presidente”.

Compartir
error: Content is protected !!