Pega fuerte Covid-19 a la iglesia

En México, 43 por ciento de las diócesis y arquidiócesis están de luto, por la muerte de uno o más de sus sacerdotes, diáconos y religiosas a causa de la pandemia

heraldodemexico.com.mx

En México, 43 por ciento de las diócesis y arquidiócesis están de luto por la muerte de uno o más de sus sacerdotes, diáconos y religiosas a causa de la pandemia. En total, suman 88 fallecimientos de miembros del clero católico por COVID-19.

De acuerdo con el octavo reporte del Centro Católico Multimedial (CCM), han fallecido 77 sacerdotes, siete diáconos permanentes y cuatro religiosas a causa del virus en 40 de las 92 diócesis y arquidiócesis en México.

La Arquid

iócesis de Puebla mantiene la incidencia más alta en cuanto al número de presbíteros fallecidos, con 12 en total. El último caso se registró el 1 de septiembre con la muerte del párroco, de 35 años, Vicente Castillo Deonate.

El presbítero finado tenía apenas ocho años de haber sido ordenado en el ministerio sacerdotal y servía en la Parroquia de San Nicolás de Tolentino, Buenos Aires, Puebla, desde 2017. Se trata de uno de los sacerdotes más jóvenes en la Iglesia católica que han perdido la vida por el COVID-19.

Tres días antes, el pasado 29 de agosto, también en Puebla, se registró la muerte a causa del virus de Froylán Ramírez Espinosa, de 58 años. Era párroco de Santa María Malacatepec.

En la Arquidiócesis de Morelia se han registrado cinco fallecimientos de sacerdotes; mientras que en las arquidiócesis de Tlalnepantla y en la Primada de México, cuatro en cada una; también se registran de uno a cinco muertes en las arquidiócesis de Toluca, Guadalajara, Acapulco, San Luis Potosí, León, Xalapa y Hermosillo.

Otro caso se dio en la Arquidiócesis de Xalapa, el 18 de agosto, con el fallecimiento del presbítero Gabriel Magaña Sanyo, de 80 años.

El CCM, que dirige el sacerdote Omar Sotelo, también ha documentado casos de sacerdotes muertos por COVID-19 en las diócesis de Tabasco, Neza, Culiacán, Texcoco, Papantla, en tre otras.

En los últimos meses, además, se registraron los decesos de cuatro monjas y siete diáconos. El último caso fue el del diácono Efrén Camacho, de 76 años, quien servía en la Diócesis de Culiacán.

Compartir
error: ¡Atención!