Nobeles de la Paz rechazan políticas “racistas” de Trump y apoyan a México contra el muro

proceso.com.mx

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Protagonistas de la XVI Cumbre Mundial de Premios Nobel de la Paz en Bogotá, Colombia, calificaron como “racistas” las políticas migratorias del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

De acuerdo con una nota de la agencia EFE, en el primer día de la cumbre, los participantes rechazaron las acciones del republicano de Trump dirigidas a construir un muro en la frontera con México, así como el veto temporal que ordenó a la entrada de refugiados y ciudadanos de siete países musulmanes.

La periodista y activista de Yemen, Tawakkul Karman, Nobel de la Paz en 2011, aseguró: “Lo que hizo Trump fue un acto racista, que contradice la democracia”. Luego, llamó al presidente estadunidense a “acabar con el discurso de violencia que impera hoy” y a “no aislar a los musulmanes”.

Además, de Yemen, en la lista de países “vetados” para entrar a territorio estadunidense está Siria, Libia, Irán, Irak, Somalia y Sudán.

El dos veces presidente de Costa Rica y ganador del Nobel de la Paz de 1987, Óscar Arias, aseguró que la novela “1984”, de George Orwell, es “el guión diario” de los nuevos gobernantes de Estados Unidos.

Agregó que los “hechos alternativos” generados por Trump han hecho crecer de “manera espeluznante” situaciones de “insensatez, xenofobia y odio”.

Según la nota de EFE, entre los 29 ganadores del Nobel representados en la cumbre se hizo el compromiso de tratar de evitar que nuevos sectores sean vulnerados por las decisiones del mandatario estadunidense.

“No tiene sentido que nos llamen terroristas cuando ellos invadieron Irak y oprimieron a los países de Oriente Medio por su falta de democracia. Somos gobiernos que buscan la libertad y quieren la paz”, consideró la iraní Shirin Ebadi, galardonada en 2003.

En materia de derechos humanos, los laureados coincidieron en que la lucha del pueblo estadunidense será vital para decidir su destino y el de las generaciones futuras, frente a la intención de tener una administración basada en “el temor y la exclusión”, hecho que debilita la democracia y genera violencia.

La líder indígena guatemalteca Rigoberta Menchú, ganadora en 1992, pidió hacer de la paz una “política pública” y que los jóvenes sean “mediadores de diálogo”.

El Nobel estadunidense en 1997, Jody Williams, sentenció: “Si mencionara todo lo que Trump ha hecho durante su gobierno acabaríamos llorando. Por eso, la gente debe seguir protestando, pues gobernar no es aplastar a otros sino buscar el bien de todos. Eso es democracia”.

Entre los participantes hubo llamados a rechazar los muros en las fronteras, alentar la cultura de tolerancia y respeto al otro para terminar con las guerras, apelar a la compasión y la unidad, así como a disfrutar la paz.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!