Narco y traición: la diputada mexicana que amó al “Chapo” y finalmente lo hundió

La tormentosa relación entre Lucero Sánchez y el capo del Cártel de Sinaloa, terminó llevándola a la cárcel

infobae.com

Se conocieron cuando ella era muy joven y él ya era el capo del Cártel de Sinaloa. Las vidas de Lucero Guadalupe Sánchez López y Joaquín Archivaldo Guzmán Loera “El Chapo” se cruzaron en 2011 y desde ese momento, comenzó una relación que la llevó a involucrarse en el mundo del narcotráfico.

Oriunda de Cosala, Sinaloa, Lucero tuvo una vida difícil. Debido a que su familia era muy pobre, trabajó desde los 8 años de edad vendiendo empanadas. A los 10 años, comenzó a trabajar en el campo recogiendo maíz, pepinos y tomates. Por las tardes iba a la escuela.

Cuando era adolescente y gracias a que era buena estudiante, comenzó a dar clases a niños pequeños mediante un programa gubernamental.

Dos años después, se enamoró de Rubén Chávez Cháidez, quien cultivaba marihuana a las afueras de Durango. Se casaron, pero ella lo dejó cuando comenzó a violentarla físicamente. Tiempo después, cuando ya tenía 21 años de edad, conoció a “El Chapo”.

Lucero Guadalupe Sánchez ABC 163Lucero Guadalupe Sánchez ABC 163

El otrora jefe del Cártel de Sinaloa la involucró en el narcotráfico y tiempo después, luego de un distanciamiento entre ambos, Lucero se involucró en la política.

Estudió Ciencias Penales, y a pesar de que no tenía experiencia política, militó en el PRI al cual renunció para sumarse al Partido Acción Nacional (PAN). Trabajó en el ramo de compras en una empresa de bienes raíces y se convirtió en diputada local el 7 de junio de 2013, luego de una campaña intensa, con grandes concentraciones de gente y reparto de regalos, lo que le ganó la simpatía de los electores. Tenía 24 años, lo que la convirtió en la persona más joven en ocupar el cargo.

Había pasado sólo un mes de que había ocupado su curul en el Congreso del estado, cuando su ex cónyuge fue acribillado por tres hombres al salir de su casa. Meses después, el 11 de enero de 2014, su hermana María Carolina, dos años menor que Lucero, fue encontrada muerta, acuchillada en el patio de su casa. El asesino fue su ex esposo.

<div><div><div><div><div><p>Lucero Sánchez, según Noticieros Televisa visitó al Chapo en prisión</p></div></div></div></div></div>  163<div><div><div><div><div><p>Lucero Sánchez, según Noticieros Televisa visitó al Chapo en prisión</p></div></div></div></div></div> 163

A medida de que avanzaba su relación con “El Chapo” -a pesar de que se encontraba casado con Emma Coronel-, Lucero se involucró de lleno en el trasiego de drogas. Ella conseguía kilos de marihuana para vender en Estados Unidos, a la vez que lo ayudaba a lavar miles de dólares.

Luego de que “El Chapo” fue capturado por segunda vez, Sánchez López lo visitó en el penal de máxima seguridad del Altiplano con un acta de nacimiento y una identificación falsa. Las imágenes de su visita fueron difundidas por los medios de comunicación. Fue así que se comprobó que la aún legisladora panista, visitó al capo en la cárcel. Tras la difusión de las imágenes, Lucero fue destituida como legisladora y comenzó a ser conocida como “Chapodiputada”.

Señalada de tener vínculos con el Cártel de Sinaloa y amenazada por los enemigos de “El Chapo”, Lucero escapó a Estados Unidos en busca de asilo, pero fue detenida en aquel país en junio de 2017, acusada de conspiración para traficar drogas.

LOS DETALLES DE SU RELACIÓN

Imagen de archivo (Ilustración: REUTERS/Jane Rosenberg)Imagen de archivo (Ilustración: REUTERS/Jane Rosenberg)

Durante el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, Lucero se convirtió en testigo colaborador. Ahí dio detalles de su relación con el capo, lo hizo frente a la esposa del narcotraficante, quien estoica, escuchó los pormenores de la relación entre su marido y la sinaloense.

Lucero aseguró que vivió con el capo casi un año, lo cual habría ocurrido entre 2011 y 2012, en una de las casas de seguridad que Guzmán Loera, a quien atendía en sus cosas personales: comprarle ropa, cremas, ropa interior y tenis.

Sánchez López relató que la madrugada del 17 de febrero de 2014, ella y el capo se encontraban en una habitación ubicada en la planta baja de una residencia ubicada en la colonia Guadalupe, en Culiacán (Sinaloa) y estuvieron despiertos muy noche platicando, pero fueron interrumpidos por un sujeto apodado “Cóndor”.

“Como a las tres o cuatro de la mañana empecé a escuchar muchos golpes en la puerta, el ruido de helicópteros que sobrevolaban y gritos. De pronto gritó desde afuera ‘Condor’: ‘Tío, tío, ábranos, nos cayeron’”, relató.

Aseguró que ella entró en shock y que estaba espantada, pero Guzmán le dijo que se fueran al baño, donde ya se encontraban Cóndor y una mujer de la limpieza apodada “la chaparra”.

Fue entonces que explicó, “El Chapo” ordenó a “Cóndor” que levantara la bañera, debajo de la cual estaba un túnel. Después de que bajaron unas escaleras de madera, Cóndor cerró la tapa con la bañera.

Así luce ahora la mujer que testificó contra Guzmán Loera (Foto: The Eastern District of New York / AFP)

Así luce ahora la mujer que testificó contra Guzmán Loera (Foto: The Eastern District of New York / AFP)

En completa oscuridad, “El Chapo” quien se encontraba desnudo, corrió a lo largo del túnel, seguido por Lucero, Cóndor y “la chaparra”.

“Yo estaba muy asustada” dijo, ya que aseguró, tenía que tantear con las manos para avanzar a través de las tuberías durante una hora, hasta que llegaron al final del túnel que llegaba al río Maya, “junto a la Conagua en Culiacán”.

Durante su testimonio, la Fiscalía leyó algunos de los mensajes de texto entre Lucero y Joaquín. En algunos había mensajes de amor, pero en otros, sutiles amenazas. Sin embargo, la revelación principal fue que, al parecer, la “Chapodiputada” y Guzmán Loera tienen un hijo llamado Rubén.

Durante su comparecencia ante el jurado, y enfrente de Emma Coronel, Lucero señaló que se sentía traicionada por “El Chapo”. Gracias a sus declaraciones y al de decenas de testigos más, Joaquín Archivaldo Guzmán Loera fue sentenciado a cadena perpetua, sentencia que purga en la prisión de máxima seguridad de ADX Florence.

De acuerdo con la Oficina Federal de Prisión (FBP, por sus siglas en inglés), Lucero Guadalupe Sánchez López, junto con Jesús “El Rey” Zambada y el colombiano Jorge Milton Cifuentes Villa; -todos testigos en el juicio contra “El Chapo”- habrían sido puestos en libertad.

  163163

Sin embargo, un funcionario del Departamento de Justicia de los Estados Unidos le aseguró a Jesús Esquivel, reportero de Proceso, que no fueron liberados.

“Para quedar libres, la orden tendría que venir de un juez federal y de nadie más”, explicó. Incluso, aseguró que “los tres o están bajo la custodia de los US Marshalls (alguaciles federales) o en el programa de testigos protegidos”.

La confusión se originó al retomar mensajes de la cuenta personal de Twitter del reportero del diario estadounidense The New York Times, Alan Feur, quien aseguró que los tres criminales ya no se encontraban bajo la custodia y responsabilidad del BOP.

El reportero, uno de los periodistas que cubrieron el juicio en contra de “El Chapo” escribió que el BOP liberó de su custodia a Cifuentes Villa el pasado 5 de diciembre y que Zambada García y la “Chapodiputada” en fechas desconocidas, acotando que todo en torno a estos criminales se maneja en secreto.

Compartir
error: ¡Atención!