Mi plan antiviolencia ataca las causas, defiende AMLO

Sostiene que no aceptará la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos sobre estancias infantiles

www.jornada.com.mx

Villahermosa, Tab., Para precisar que el problema de la violencia y la inseguridad no lo inició su gobierno, el presidente López Obrador recordó que Felipe Calderón, sin un plan, quiso de manera espectacular resolver el tema sólo con el uso de la fuerza. No olvidemos que cuando declara la guerra a la delincuencia organizada va a Apatzingán, es la Tierra Caliente de Michoacán, vestido de militar, se pone un chaleco que hasta le quedaba grande, parecía el comandante Borolas, y ahí declara la guerra.

Ayer en su conferencia de prensa matutina, también dijo que no aceptará la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para citar a comparecer a los funcionarios involucrados en la desaparición de estancias ­infantiles.

Ahora resulta que quieren acusarnos en instancias internacionales. ¡Que lo hagan! Tengo mi conciencia tranquila, no soy cómplice de corruptos ni voy a ser corresponsable de un hecho que no deseamos nadie; pero si ellos son irresponsables, nosotros no. Es lamentable la actuación de la Comisión de Derechos Humanos, resaltó.

Dijo que respeta sus recomendaciones, pero no puedo aceptar lo absurdo, al resaltar que el organismo quiere que reconozcan a las estancias infantiles subvencionadas. ¿Se acuerdan de lo de ABC? Pensemos en la seguridad de los niños: ¿cómo se atreve la Comisión de Derechos Humanos a estar respaldando estas cosas? ¿Cómo voy a avalar eso? Les debería de dar vergüenza.

Acompañado de integrantes del gabinete de seguridad, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, y el gobernador Adán Augusto López, en la 30 Zona Militar, el mandatario federal mencionó que Calderón al declararle la guerra al crimen organizado le pegó un garrotazo a lo tonto al avispero y nos metió en todo esto que estamos padeciendo todavía de inseguridad y violencia. Y cuando comparó al ex presidente con el comandante Borolas, provocó risas en los ­asistentes.

Afirmó que debe estar recordando esos actos “porque a veces se simplifica demasiado, se piensa que surgió el problema con nosotros. Y sí, asumo la responsabilidad que tenemos de garantizar la paz y la tranquilidad, pero no podemos dejar de considerar los antecedentes.

“Estamos aplicando –como dirían los tecnócratas– un nuevo paradigma en la aplicación de la política de seguridad, que parte de atender las causas, que haya trabajo, que haya bienestar, que se atienda a los jóvenes.” Además, que haya trabajo coordinado.

Obligación del Estado

López Obrador insistió en que no se permitirá que grupos se armen y se denominen defensores de los ciudadanos para garantizar la ­seguridad pública, porque el Estado tiene que cumplir su obligación de garantizar la paz y la seguridad de los ­ciudadanos.

No vamos a hacer lo que se hizo anteriormente, que se incumplió con la responsabilidad del Estado de garantizar la seguridad pública. No es posible que se permita que se formen grupos para garantizar la seguridad cuando es una responsabilidad del Estado. Eso fue una estrategia totalmente ilegal y equivocada, que no dio resultado, tan es así que lo que hicieron fue incrementar aún más la inseguridad y la violencia.

Reiteró que no es su fuerte la venganza, al cuestionarle sobre el presunto desvío de recursos del que se señala al ex gobernador Arturo Núñez, y consideró que lo más importante es poner punto final a todo este periodo desastroso de política neoliberal, porque a lo mejor no alcanzarían las cárceles, juzgados, y no nos ayudaría a regenerar la vida pública. Creo que sí sería circo, espectáculo, pero en vez de avanzar, hasta podríamos quedarnos empantanados en eso.

Además, sostuvo, ya basta de estar simulando, castigando nada más a chivos expiatorios. Si se tratara de responsabilizar por el desastre de México, tendríamos que empezar por los ex presidentes, porque nada de que no sabían ni de que ellos no autorizaron todos los latrocinios que se cometieron en los 36 años de periodo neoliberal.

Si hay denuncias presentadas, tienen que seguir su curso porque tampoco somos tapadera. Subrayó que tampoco hay consigna de afectar a nadie, de fabricar delitos. Imagínense cuánto padecimos nosotros en la oposición. Una vez aquí, precisamente por defender el petróleo me acusaron por 11 delitos, me metieron casi todo el Código Penal. Era la costumbre, agarraban la máquina y a darle, y ni coincidían horas, días, nada; era al bote y era la consigna, y eso hasta hace poco.

Antes de iniciar con el proceso de pacificación pendiente, dijo, se debe consolidar todo lo que tiene que ver con bienestar.

El Presidente permanecerá este sábado y domingo en su finca de Palenque para preparar su Informe de gobierno del 1º de septiembre. Retornará a la Ciudad de México el domingo por la noche, para encabezar la reunión del gabinete de seguridad y dar su habitual conferencia de prensa en Palacio Nacional.

Compartir
error: Content is protected !!