México pagará el muro por la vía del TLCAN, afirma Trump

jornada.unam.mx

Washington.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abrió hoy un enfrentamiento público con su jefe de gabinete, John Kelly, a propósito del muro que quiere levantar en la frontera con México y refutó las declaraciones del general en las que aseguró que el país vecino no pagaría por la barrera.

El muro será pagado, directa o indirectamente, o mediante un rembolso a largo plazo, por México, que tiene un descabellado superávit comercial con Estados Unidos de 71 mil millones de dólares, escribió Trump en un tuit cuando aún no había amanecido en Washington.

“El muro de 20 mil millones de dólares son ‘migajas’ comparado con lo que gana México de Estados Unidos. ¡Nafta (Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, en inglés) es un mal chiste!”, añadió, refiriéndose de nuevo a la posibilidad de que el vecino del sur, que se niega a desembolsar un céntimo para la barrera, acabe financiándola mediante el TLCAN, en renegociación.

El muro con el que asegura que frenará la inmigración ilegal y la entrada de drogas a Estados Unidos, así como la renegociación del TLCAN, un tratado al que acusa de muchos males económicos del país y que amenaza con hacerlo saltar por los aires, son de los grandes símbolos de una presidencia que este sábado cumplirá un año y que ha construido una imagen de México más cercana a la de un enemigo que a la de un socio.

En su cascada de tuits, Trump calificó a México de ser el país más peligroso del mundo para volver defender la barrera.

Es abiertamente falso, contestó el gobierno de Enrique Peña Nieto por conducto de la cancillería mexicana, que en un comunicado reiteró que no pagará, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, un céntimo del muro.

Trump entró en cólera el miércoles, según The New York Times (NYT), tras saber que Kelly dijo a un grupo de legisladores demócratas latinos que el presidente estaba desinformado cuando hizo algunas promesas sobre inmigración durante su campaña electoral, que su posición ha evolucionado y que no habrá muro por el que México vaya a pagar.

El muro es el muro, resumió el mandatario estadunidense en su primer tuit. No ha cambiado nunca ni ha evolucionado desde el día en el que lo concebí. El miércoles, según el NYT, recibió llamadas de aliados que le dijeron que los comentarios de Kelly socavan su autoridad.

El general es el segundo jefe de gabinete que tiene Trump desde su llegada a la Casa Blanca en enero de 2017. Asumió el cargo en julio, dejando el de secretario de Seguridad Nacional, donde era responsable de esa materia en la frontera sur y también de las deportaciones de quienes la cruzan en forma ilegal.

Horas después de su cascada de tuits, durante una visita a una fábrica en Pensilvania, Trump aseguró que Kelly es un tipo muy especial. Es genial, creo que está haciendo un gran trabajo.

Trump ha puesto el financiamiento de su muro como condición para apoyar una solución legislativa a la situación de más de 700 mil jóvenes indocumentados acogidos al DACA, el programa que Barack Obama aprobó en 2012 para proteger de la deportación a jóvenes que entraron ilegalmente en el país siendo niños y que el republicano canceló en septiembre pasado, argumentando que el demócrata se excedió en sus competencias presidenciales. Ochenta por ciento de los dreamers (soñadores), como se los conoce popularmente, son mexicanos.

¡Si no hay muro, no hay acuerdo!, advirtió Trump en uno de sus tuits. Él mismo frustró lo que prácticamente había logrado un grupo de legisladores republicanos y demócratas la semana pasada en la famosa reunión en la que llamó países de mierda a Haití, El Salvador y las naciones africanas. Lo rechazó pidiendo más dinero para la barrera y desde entonces las negociaciones están estancadas.

Trump admitió en julio de 2017 que no pretende cerrar toda la frontera por las barreras naturales existentes y habló de tapiar entre mil 100 y mil 500 kilómetros.

El fracaso de las negociaciones acerca de los dreamers no fue obstáculo para que la Cámara de Representantes aprobara ayer un proyecto de ley de presupuesto temporal para evitar el cierre del gobierno federal por falta de fondos, y lo envió al Senado, que debe votar la iniciativa antes de la medianoche de este viernes.

No se trata de una estrategia negociadora, sino de un principio de soberanía, dice la SRE

Patricia Muñoz Ríos

La determinación del gobierno de México de no pagar, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, la construcción de un muro fronterizo en territorio estadunidense no es parte de una estrategia negociadora mexicana, sino un principio de soberanía y dignidad nacional, afirmó el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray.

En respuesta a un mensaje que publicó en redes sociales el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que sin muro no habrá Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), el canciller mexicano respondió, primero vía Twitter y luego en un comunicado, que se reitera la posición de que el país no pagará bajo ninguna circunstancia un muro o barrera física que se construya en territorio estadunidense.

La cancillería también respondió a las afirmaciones de Trump de que México es el país más peligroso del mundo. Videgaray dijo que son falsas y advirtió que existe un problema compartido por el tráfico ilícito de drogas, armas y dinero.

En su posicionamiento oficial, la SRE indicó que en la renegociación del TLCAN México seguirá manteniendo un planteamiento serio y constructivo, siempre poniendo el interés nacional por delante y buscando un resultado en el que los tres países norteamericanos ganen y no negociará este tratado, ni ningún otro aspecto de la relación bilateral a través de las redes sociales o en los medios de comunicación.

Puntualizó que el gobierno de México reitera, como ha sostenido siempre, que no pagará, de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia un muro que se construya en territorio de Estados Unidos a lo largo de la frontera común y esta determinación no es parte de una estrategia negociadora mexicana, sino un principio de soberanía y dignidad nacional.

En cuanto a los señalamientos de inseguridad, la SRE indicó que la violencia generada en México por el tráfico ilícito de drogas, armas y dinero entre ambos países es un problema compartido que sólo terminará si se tratan las causas de raíz, como son la alta demanda de drogas en el vecino país y la oferta desde el nuestro y otras naciones.

Las organizaciones criminales internacionales han causado la muerte de miles de mexicanos, incluyendo a miembros de las fuerzas armadas y policías, y de miles de estadunidenses. Sólo con base en los principios de responsabilidad compartida, trabajo en equipo y confianza mutua podremos superar este reto, expuso la SRE.

Reconoció que aunque México tiene un problema significativo de violencia, es abiertamente falso que sea el país más peligroso del orbe. De acuerdo con un reporte de 2014 de la Organización de las Naciones Unidas, la nación está lejos de ser una de las más violentas, ya que sus tasas de homicidios están por debajo de las registradas en varios países de América Latina.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!