México debe garantizar el acceso a la educación a niños migrantes o repatriados

jornada.unam.mx

México debe intensificar las acciones para garantizar que a todo niño migrante o repatriado lo espere un pupitre en la escuela, afirmó Christian Skoog, representante en México del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), quien destacó que cerca de 4 millones de menores y jóvenes en el país están fuera del sistema educativo y 600 mil se encuentran en riesgo de abandonar las aulas.

Además, especialistas del organismo multinacional afirmaron que en América Latina y el Caribe se estima que al menos 14 millones de menores de 18 años están fuera de la aulas, de los cuales 10 millones son adolescentes.

Mejorar los mecanismos

En cuanto a la atención de niños migrantes y repatriados, Skoog agregó que Unicef trabaja con las secretarías de Educación Pública (SEP) y Relaciones Exteriores para impulsar los mejores mecanismos de atención, en el contexto reciente que México enfrenta, del nuevo gobierno de Estados Unidos, encabezado por Donald Trump. Aseguró que hay respeto a los derechos de los niños migrantes, derechos que, dijo, también se pueden mejorar.

Al participar en el Seminario internacional sobre buenas prácticas educativas ante el riesgo de exclusión de niñas, niños y adolescentes, convocado por la SEP y Unicef, destacó que se debe seguir impulsando la atención de los sectores más afectados por la exclusión, como los niños indígenas, los discapacitados y los que viven en pobreza y comunidades apartadas, pues si bien reconoció el esfuerzo nacional por garantizar la primaria universal, señaló que aún se enfrentan desafíos en la cobertura de prescolar, secundaria y bachillerato.

En entrevista indicó que también se debe trabajar con los niños que están en la escuela, pero no aprenden, pues la formación que reciben no tiene la calidad necesaria para impactar su calidad de vida, explicó.

Francisco Benavides, asesor regional de educación para Unicef, destacó que informes recientes revelan que de continuar la tendencia actual en los sistemas educativos de los países con renta media, se estima que para 2030 sólo 49 por ciento de los jóvenes habrán adquirido las competencias básicas de secundaria, 30 por ciento de las impartidas en primaria, y 21 por ciento no podrán dominarlas.

A ello se suman, agregó, factores como la violencia estructural que afecta a la región, pues indicó que un estudio de Unicef y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), que se difundirá en próximos meses, revela que hay una pérdida en el puntaje que alcanzan los alumnos de primaria en sus habilidades de lectura cuando perciben que alguien o algo los puede poner en peligro en el aula.

De acuerdo con los resultados del Tercer informe regional comparativo y explicativo 2013 sobre el logro del aprendizaje en 15 países de la región, indicó, en el caso de México se redujo en 21.1 por ciento; en Chile el impacto fue de 25.7 por ciento menos; en Colombia, 27.9 por ciento, y en Argentina 15 por ciento, por lo que subrayó que la violencia sí afecta el aprendizaje.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!