Me enteré de operativo en Culiacán cuando Sedena me pidió aval: AMLO

jornada.com.mx

Ciudad de México. El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció que en el caso del operativo en Culiacan para detener a Ovidio Guzmán “yo no estaba informado. No me informan en estos casos, porque hay una recomendación, un lineamiento general”.

“Le tengo mucha confianza al secretario de Defensa. Lo que sí es que cuando me enteré que se había generado este conflicto, me informan, les pido que se reúnan y tomen una decisión. Me presentan su propuesta y yo lo avalo que eso era lo mejor”, agregó.

-¿En los próximos días van a volver a intentar detener (a Guzmán)? -se le preguntó

-Sí, no puede haber impunidad, nada más que hay que cuidar a la población, no debe haber los llamados daños colaterales, para eso la inteligencia, más que la fuerza…

-¿Falló la inteligencia?

-Sí, lo reconoció el propio secretario de la Defensa. No previeron lo suficiente , eso ya se dijo. Comentó que llegó a Culiacán un equipo de militares que hacen investigación.

Más adelante, López Obrador agregó: “Me siento hasta bien después de una situación como la de Culiacán, de haber avalado una situación como la de Culiacán. Lo de menos es lo político. Vamos a suponer que hay una masacre y los opositores logran articular movimiento para pedir mi renuncia, pues me voy.

“¿Pero cómo me voy? No derrotado porque dejé de ser presidente, sino derrotado moralmente, por haber dado una orden equivocada, eso es lo que más me importa en la vida, no el cargo. Cuando tengo que decidir entre principios y eficacia política, decido por principios” .

De nueva cuenta el presidente López Obrador defendió la actuación oficial durante el operativo efectuado para detener a Ovidio Guzmán la semana pasada en Culiacán por los riesgos implícitos.

“Era un tema de procuración, pero una masacre ordenada por el presidente es una mancha que no se quita ni con toda el agua de los océanos. Que digan que faltaron pantalones, que nos humillaron, que se debilitó al gobierno, eso no es nada ante un señalamiento de ordenar un exterminio. Eso sí, no sé cómo puedan dormir”, señaló.

López Obrador acusó de “fascistoides” a los mismos que antes impulsaban las estrategias anteriores para enfrentar la inseguridad , pero siempre se ha dicho que eso se iba a terminar. Había en el ambiente militar que ordenaban a los soldados “hacer su trabajo, que ellos se harían cargo de los derechos humanos”.

Al reafirmar su estrategia pacifista distinta de las seguidas en los últimos sexenios volvió a reivindicar el ámbito moral: “No vamos a apostar por la violencia, vamos a respetar las vidas. Apostamos por la paz. Pedimos a todos los mexicanos, de manera especial a quienes andan en malos pasos, que ese no es el camino, no es vida. Solo siendo buenos podemos ser felices. Lo mas importante es el amor al prójimo. No hay que vencer, hay que convencer”.

López Obrador asumió: “dirán que son buenos deseos, esa es ingenuidad”,pero se avanza.

Antes se prioriza a detener a personajes famosos, no es que ya no vaya suceder pero lo más importante es que no haya daño de las gente; lo que nos importa es la seguridad ciudadana, no colgarse medallas.

Compartir