Las andanzas (y los socios) del “Tío” en Jalisco

proceso.com.mx

En Jalisco sus amigos describen a Raúl Flores Hernández, El Tío, como un ciudadano impasible, lo que contrasta con la ficha del Departamento del Tesoro de Estados Unidos que le imputa varios delitos relacionados con tráfico de drogas, lavado de dinero y otros ilícitos. El caso ya salpicó a otras 20 personas, entre ellas a Rafael Márquez. El futbolista, amigo de Flores Hernández y otros personajes de su entorno, es considerado uno de los presuntos prestanombres del cártel que lideraba El Tío. Proceso investigó los probables nexos del futbolista con el capo y detectó las empresas que fundó Márquez.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El 9 de julio de 2009 por la madrugada policías federales catearon varias fincas en Guadalajara y Zapopan, Jalisco. Iban en busca de Raúl Flores Hernández, El Tío, y su hijo Raúl Flores Castro, señalados como operadores de Joaquín El Chapo Guzmán e Ignacio Nacho Coronel, dos de los líderes del Cártel de Sinaloa.

Las autoridades les atribuían la propiedad de la finca La Camelia, ubicada en avenida Chapalita y López Mateos. A ese lugar acudió el cantante Julión Álvarez a amenizar una fiesta. Ahí conoció al Tío, según reveló el propio artista.

Un mes después, el 3 de agosto, la Procuraduría General de la República (PGR) vinculó a Flores Hernández en operaciones con recursos de procedencia ilícita y falsificación o alteración de moneda. En un edicto le notificó a él y a sus hijos Raúl y Sendy Flores Castro, así como a María Isela Flores Martínez, Héctor Ochoa Ramírez y José de Jesús Guardado Aguilar, que debían presentarse a “acreditar la propiedad y la procedencia legítima” de varios inmuebles (averiguación previa UEIORPIFAM/AP/124/2009).

Entre ellos estaban el de Tchaikovsky 474, colonia Arcos de Guadalupe, y el de Sebastián Bach 5115, colonia Residencial La Estrella, ambos en Zapopan; la residencia de avenida Chapalita 50, colonia Jardines Plaza del Sol, así como varios vehículos asegurados (averiguación previa UEIORPIFAM/AP/075/2009).

Desde entonces se conocían las andanzas del Tío, la red de sociedades que tejió, sus nexos con el crimen organizado y su amistad con gente de la farándula, como Julión Álvarez y el futbolista Rafael Márquez, presuntos implicados en el caso judicial que se le sigue a Flores Hernández en Estados Unidos.

En sus inicios, El Tío –a quien el departamento del Tesoro de Estados Unidos considera como líder del Cártel de los Flores, una organización vinculada al Cártel de Sinaloa y al de Jalisco Nueva Generación (CJNG)–, era gente de confianza de Coronel. Cuando el capo fue abatido por elementos del Ejército, sus seguidores se fraccionaron y formaron varias células, entre ellas la que se transformó en el CJNG.

Los orígenes

Fuentes consultadas por Proceso aseguran que El Tío es originario de Villa Purificación, municipio controlado por Nemesio Oseguera Cervantes, El Mencho, líder del CJNG. También mencionan que el político priista Félix Flores Gómez, quien falleció el 22 de agosto de 2013, era primo de Flores Hernández.

La Procuraduría General de la República (PGR) buscaba a Flores Castro por su presunta participación en el asesinato del futbolista David Mendoza Díaz, El Magic, ocurrido en noviembre de 2008 en las inmediaciones del estadio 3 de Marzo, en Zapopan.

Ese día, El Magic presenciaba un encuentro entre el América y Los Tecos junto con Flores Castro, Omar Cano Urías y Víctor Manuel Carranza Zepeda, cuando fue ejecutado de tres balazos. Todos los mencionados están en la lista publicada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos la semana pasada. En ella, El Tío aparece como operador del Cártel de los Flores, vinculado al Cártel de Sinaloa y al CJNG.

Durante cuatro años la PGR no detuvo a ninguno de ellos a pesar de que en 2010 ofreció una recompensa de 5 millones de pesos por El Tío, a quien también identificó como Miguel Casas Linares.

El 23 de agosto de 2013, la titular de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Trata de Personas, Juana Camila Bautista Rebollar, informó que policías federales detuvieron a Carlos Murrieta Argüelles, Alfredo Delgado Arteaga, Julio César Aguilar Delgado y a Raúl Flores Castro.

Los uniformados localizaron dos inmuebles en la Ciudad de México donde prostituían a 18 mujeres mexicanas de entre 25 y 40 años: uno ubicado en Eje Central Lázaro Cárdenas y Fernando Ramírez, colonia Obrera; el otro, en la calle San Lorenzo, colonia Los Ángeles, delegación Iztapalapa.

En 2013 también fue detenido El Tío acusado de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. Estuvo preso dos años en el penal federal número 4 del Noroeste. Por esas fechas comenzó a relacionarse con Julión y con el futbolista Rafael Márquez, a quienes el Departamento del Tesoro de Estados Unidos señala junto con otras 20 personas como presuntos prestanombres para lavar dinero de la organización que encabezaba El Tío.

Asimismo, de acuerdo con datos recabados por este semanario, El Tío apoyó financieramente varias campañas políticas, incluida la de su primo Felipe Flores Gómez, quien es regidor de Autlán, y se le relaciona con el extitular de la Fiscalía Central de Jalisco, Rafael Castellanos.

Márquez, según datos recabados por la corresponsal, es dueño de la Fundación Futbol y Corazón, a la cual el gobierno federal donó 77.5 millones de pesos entre 2010 y 2015.

El 5 de septiembre de 2013, el gobierno de Jalisco, encabezado por el priista Aristóteles Sandoval Díaz, firmó un convenio de “concertación para la implementación y operación del programa Aportaciones para las organizaciones de la sociedad civil” y le dio 1 millón 800 mil pesos a la fundación, de acuerdo con la orden de pago 1279355, emitida por la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas.

En 2015, el gobierno estatal le dio otro donativo a Futbol y Corazón por 1.5 millones de pesos. Un año antes, el 22 de julio de 2014, el entonces subsecretario de Desarrollo Social, Ernesto Nemer, junto con Sandoval Díaz, le entregó a la fundación 2.9 millones de pesos del Programa 3×1 para Migrantes.

Las empresas de Márquez y sus socios

La fundación de Márquez fue constituida en 2005 para promover el desarrollo integral de los niños de comunidades marginadas. Se sostiene con donativos de empresas, instituciones y aportaciones individuales. Entre sus patrocinadores oficiales hay marcas internacionales y mantiene alianzas estratégicas con la Secretaría de Desarrollo Social, el gobierno de Jalisco, la fundación del Futbol Club Barcelona y el Banco Interamericano de Desarrollo.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro de Estados Unidos, nueve empresas del zaguero central del Atlas presuntamente están implicadas en el lavado de dinero: Escuela de Futbol Rafael Márquez, A.C.; Futbol y Corazón, A.C; Grupo Deportivo Alvaner, S.A. de C.V; Grupo Deportivo Márquez Pardo, S. de R.L. de C.V.; Grupo Nutricional Alhoma, S.A. de C.V.; Grupo Terapéutico Puerto Vallarta, S.A. de C.V.; Grupo Terapéutico Hormaral, S.A. de C.V.; Prosport & Health Imagen, S.A. de C.V., y Servicios Educativos y de Negocios, S. de R.L. de C.V.

Márquez es socio de Felipe Flores Gómez –otro de los señalados por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos– en el Club de Futbol Morumby desde 2008. Márquez y El Tío intentaron registrar el equipo Coras de Tepic en Primera A pero no lo consiguieron.

Según las actas constitutivas del Registro de Comercio, la corresponsal detectó entre los socios de Márquez a políticos y futbolistas.

En 2009 el futbolista se asoció en dos compañías: Servicios Educativos y de Negocios, constituida el 18 de septiembre de ese año, y Grupo Deportivo Márquez Pardo, fundada el 26 de noviembre siguiente (folio mercantil 51360).

Asimismo, abrió dos empresas en 2012: Grupo Terapéutico Hormaral constituido el 31 de mayo de 2012 ante el fedatario número 69, Víctor Hugo Uribe Vázquez, y Grupo Nutricional Alhoma (folio mercantil 69366).

En la primera –que fue incautada por la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delitos Federales de la PGR el miércoles 9–, Márquez incluyó como socios a Mauricio Heredia y al argentino Luis Horacio Fosaati Álvarez, quien funge como presidente del Consejo de Administración y formó parte del cuerpo médico del equipo de futbol de Guadalajara.

En Nutricional Alhoma los socios son Márquez, Heredia y José Manuel Villanueva Jiménez, quien en documentos oficiales aparece como integrante del Consejo de Promoción Económica y dirigente de la Asociación de Productores de Berries.

En 2013 el jugador de la Selección Mexicana de futbol fundó otras tres empresas: Grupo Deportivo Alvaner, Prosport & Health Imagen y Grupo Terapéutico Puerto Vallarta.

En la primera, fundada el 28 de enero con un capital mínimo de 50 mil pesos (folio mercantil 72016), los socios a partes iguales son Márquez, Heredia, César Rodrigo González Carballo y Héctor Gustavo Pantoja Abascal; los dos últimos están relacionados con el Partido Acción Nacional en Michoacán.

La segunda tiene como socios, también a partes iguales, a Heredia, a José Luis Rangel Córdova y a Juan Pablo Ornelas Bañuelos; Rangel y Ornelas aparecen como líderes y médicos especialistas de PSH Imagenología Laboratorio, la empresa que el 21 de mayo de 2014 firmó un convenio de colaboración con el DIF Guadalajara.

La tercera, según el folio mercantil 16405, se constituyó el 29 de octubre de 2013 ante el notario 69 y tiene como socios a los mismos de Grupo Terapéutico Hormaral.

Francisco Padilla Villarruel, quien fue tesorero en la administración del priista Ramiro Hernández en Guadalajara (2012-2015), aparece como comisario en las tres empresas creadas por Márquez en 2013.

El 7 octubre de 2015, recién asumió como alcalde de Guadalajara, Enrique Alfaro Ramírez denunció penalmente a Padilla y a su antecesor por mal manejo de los recursos públicos.

El líder de la organización

El Tío, quien actualmente se encuentra en el penal del Altiplano, en el Estado de México, es acusado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, en Columbia, de tráfico de cocaína.

Sus conocidos definen al presunto narcotraficante como una persona sencilla y divertida. Es amante del futbol, dicen, y en Guadalajara se movía sin guaruras. Algunos dicen que se dedicaba a la venta de fayuca, pero cuando entró en vigor el Tratado de Libre Comercio de América del Norte bajaron sus ingresos; otros comentan que rentaba sus propiedades, de donde provenían sus recursos económicos.

Hay quienes refieren que tiene un hotel en Cihuatlán y un conjunto de cabañas rústicas en la Sierra de Mascota. Vecinos de Villa Purificación aseguran que un grupo de sicarios protege a su familia y sus bienes en esa zona de la que El Tío es oriundo.

Félix Flores Gómez, quien fue presidente de la extinta Federación de Estudiantes de Guadalajara (FEG) en 1974 y falleció en 2003, era primo de Flores Hernández. Flores Gómez era amigo cercano de Rafael Castellanos, quien fue titular de la Fiscalía Central de Jalisco durante los primeros años de la gestión de Sandoval Díaz. Castellanos, a su vez, es amigo del Tío.

Otros personajes cercanos a Flores Gómez son el empresario priista Ray­mundo Gómez Flores, dueño de Dina, Maseca y el Consorcio G; Arturo Blake Gómez, ejecutado por la delincuencia organizada en los ochenta, fue su compañero de la Facultad de Derecho, así como Sergio Kurt Schmidt Sandoval, La Pistola, un presunto operador del CJNG recientemente liberado.

A ese círculo pertenece también Roberto García Arteaga, socio de Schmidt Sandoval en varias empresas. García Arteaga es nieto del general Marcelino García Barragán, el exgobernador de Jalisco y exsecretario de la Defensa Nacional.

Felipe Flores Gómez, el hermano de Félix que aparece en la lista del Departamento del Tesoro, fue candidato a la presidencia municipal de Autlán en 2015, postulado por el PRD Jalisco. Años antes, en 2009, compitió por el mismo cargo, pero por Convergencia, hoy Movimiento Ciudadano.­

Una persona que participó en la campaña de 2015 refiere que Flores Hernández le financió la campaña a su primo Felipe y a otros candidatos a alcaldes y dipu­tados de la región de la Costa de Jalisco.

Raúl Flores Castro, hijo del Tío, también está implicado en lavado de dinero en complicidad con otros miembros del grupo y en hechos de violencia. Según informó el periódico Mural el viernes 11, Flores Castro es compadre de Rafael Márquez, pues apadrinó a Rafaela, la primogénita del futbolista, en una ceremonia realizada en el principado de Mónaco

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!