La ruta del veneno: así llega el mortal fentanilo de China a los narcos mexicanos

Las rutas de envío de esta droga, que mata más de 170 personas al día en EEUU, están cada vez más extendidas en el territorio nacional

infobae.com

El fentanilo se ha convertido en la droga predilecta de los cárteles mexicanos por su potencia, popularidad y porque genera un gran margen de ganancia.

Ésta droga sintética que distribuyen los narcos mexicanos a Estados Unidos, —donde la demanda de derivados del opio no deja de aumentar— tiene dos orígenes: una parte la importan desde China y el resto proviene de la India, según informes de inteligencia de la Secretaría de la Defensa Nacional.

El titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, dice que las organizaciones criminales están migrando hacia esta droga para aumentar sus ganancias económicas.

El pasado 12 de agosto, personal de la Marina Armada decomisó 220 kilogramos de fentanilo procedente de España. El precursor fue localizado en la aduana del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

En el país estadounidense, cada pastilla llega a venderse hasta en USD 20, por lo cual, si todo el cargamento se hubiera trasegado con éxito, habría generado USD 31,560 brutos. De ese tamaño es ya el negocio del fentanilo que se pelean los cárteles mexicanos.

Como sabemos, no todos los precursores son incautados, de tal suerte que México se consolida día con día como el mayor negociante de drogas sintéticas para el mercado en EEUU, considerado el más importante a nivel global.

Las importaciones ilícitas de dicho opiode desde México involucran producto chino y precursores de fentanilo que provienen de la India. La operación de tráfico ilegal prosigue en los puertos de San Lázaro, en Michoacán y Manzanillo, Colima, limítrofes con la costa Pacífico.

El movimiento del fentanilo apunta hacia el norte del país atravesando las entidades de Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora, regiones dominadas por el Cártel de Sinaloa y Jalisco Nueva Generación.

En el proceso de envío, los narcotraficantes mexicanos suelen adulterar el producto importado, en ocasiones con heroína, y luego lo introducen de contrabando en Estados Unidos.

El reparto de fentanilo en EEUU sigue los canales de distribución de otras drogas como la heroína: pandillas locales son las encargadas de entregar la droga de los cárteles mexicanos.

De acuerdo con el estudio Evaluación Nacional sobre Amenaza de Drogas 2017,2018 y 2019, de la DEA, en norteamerica se han detectado cinco rutas principales de fentanilo. China-Alaska-Estados Unidos; China-Canadá-EEUU; China-EEUU; China-México-Estados Unidos; y La India-México-EEUU.

El opiode, que muchas veces llega en forma de polvo blanco, puede consumirse por contacto con la piel. Para alguien que no lo consume el solo tocarlo puede ser mortal dada su potencia.

Las autoridades en México advierte que como sucede con el resto de sustancia, México es más proveedor que consumidor.

Al fentanilo se le achacan más de 20, 000 muertes de estadunidenses, pues ha extendido la llamada crisis de los opioides y es altamente adictivo. También se registran muertes ligadas a su producción y trasiego, pues este producto se suma a la guerra por el control del mercado de drogas y las pérdidas humanas están ligadas a la violencia generalizada del crimen organizado.

Golpes al narco

El pasado 10 de abril del 2019, se realizó uno de los aseguramientos más importantes sobre dicho opiode. En Culiacán, Sinaloa, —bastión principal del Cártel de Sinaloa— se decomisaron 40,000 pastillas de fentanilo.

En esa misma ciudad, se incautaron 4,000 pastillas y dos máquinas tableadoras, mientras que el 14 de agosto del 2019, se aseguraron 2,000 pastillas.

Pese a las evidencias y los narcolaboratorios decomisados al crimen organizado, el secretario de la Defensa Nacional ha asegurado que hasta la fecha no hay ninguna evidencia sobre el establecimiento de laboratorios para la producción de estas drogas.

Compartir
error: ¡Atención!