La opinión de Paty Aguilar, Caso Chavita Macías

* Imputan a Salvador Macías por Supuestos Delitos entre ellos Extorsión y Secuestro en Modalidad de Simulación

· Como medida cautelar deberá enfrentar el proceso penal en prisión justificada en virtud de que la víctima, en este caso el alcalde de Bahía de Banderas. La carpeta de investigación de la Fiscalía Regional de Irapuato, Guanajuato, no fue mencionada, lugar donde Salvador Macías apareció luego de un año de su desaparición de la celda de la cárcel preventiva de este municipio el pasado sábado 30 de junio 2018. Fue hasta tres y medio meses después que Salvador Macías, tuvo que ir de manera personal por su carpeta de investigación a Irapuato, Guanajuato, donde lo liberaron.

Por Paty Aguilar

La representación social de la Fiscalía General de Nayarit, imputó delitos a Salvador Macías Valdez, derivado de la denuncia penal que el alcalde de Bahía de Banderas, Nayarit, interpuso en contra del ex regidor, desaparecido de la cárcel preventiva de este municipio la madrugada del pasado sábado 30 de junio 2018 y aparecido un año después luego de presuntamente haber estado cautivo, según consta en la carpeta de investigación que se levantó en la Fiscalía Regional de Irapuato, Guanajuato, lugar donde fue liberado en la zona rural deshabitada cerca de esta ciudad, y a quién ahora el presidente municipal lo acusa de extorsión, cohecho, evasión de reos, delitos contra funcionarios, falsedad en declaración, entre otros.

En audiencia, de manera detallada le hicieron saber a Salvador Macías Valdez, los datos de prueba que la MP de la Fiscalía tenía para imputarle los delitos ya descritos. El juez de control preguntó al asesor jurídico del alcalde, Jaime Cuevas, porque este no se había presentado, quien contestó que desconocía el motivo.

Por su parte el ministerio Público, señaló que se había cometido cohecho por parte de Salvador Macías, porque este ofreció dinero a uno de los custodios, Luis Gerardo N N, por la cantidad de 30 mil pesos a cambio de que lo dejaran salir libre en la madrugada.

Que Luis Gerardo le dijo al otro custodio, Ichiro Jonathan N N, quienes inicialmente habían declarado que se habían quedado dormidos y que no sabían cómo Salvador Macías, despareció de su celda, la cual se sostuvo hasta que cambiaron su historia un año después, de que Salvador había ofrecido dinero para dejarlo libre, que Ichiro de primera instancia no aceptó, pero finalmente dijo que si.

Que como a las dos y media de la mañana del sábado 30 de junio 2018, escucharon llegar un vehículo, que era el que venía por Salvador Macías, que Luis Gerardo, abrió el portón del estacionamiento por donde entraron dos hombres mientras que Ichiro abrió el candado de la celda de Salvador y este salió caminando hacia el estacionamiento. Pero que fue Gerardo Luis, quien recibió de manos de esas personas un sobre amarillo que contenía los 30 mil pesos pactados y que esos hombres pertenecían a “La Maña”. Y que Salvador al salir les dijo que no se preocuparan, que si había problemas él los ayudaría, y que los demás policías de guardia no supieron nada porque estaban dormidos, pero que ya por la mañana cuando se supo que Salvador no estaba, fue cuando se dieron cuenta que se habían metido en un gran problema.

Que el vehículo en que Salvador Macías se subió con los de “La Maña” era una camioneta blanca tipo explorer o expedition que la voz de uno de los hombres carrasposa, ronca y que no habían dicho nada porque le temían a Salvador Macías, ya que este los amenazo si decían algo.

Que el 2 de julio Álvaro amplio su declaración para entregar un audio donde se al jurídico de la cárcel, Julio Santoyo, que se niega a dejar libre a Salvador el día de su detención ilegal

Que el 9 de julio de ese año, Álvaro Macías, padre de Salvador, quien denunció los hechos, vio en una cámara de seguridad de un comercio ubicado contra esquina de la cárcel, como en un carro blanco que se paro junto al estacionamiento echaron un bulto.

Y así, cada un delito por el que se imputó a Salvador Macías, estos fueron presentados con los datos de prueba de la carpeta de investigación de la denuncia del propio Álvaro Macías por Desaparición Forzada de Persona, la MP que representa a Jaime Cuevas, no llevó a cabo su propia investigación ya que consideró que estos datos de prueba de dicha carpeta se concatenaba con esta nueva causa penal pero ahora en contra de la “víctima” de aquel delito por Desaparición Forzada de Persona derivado de un encuentro que sostuvo Álvaro Macías con el alcalde donde según refirió que el nuevo dato de prueba presentado en esta nueva causa penal refiriéndose a la denuncia del alcalde, se acumulaba al anterior porque en el video grabado a espaldas de Álvaro Macías, se escuchaba muy claramente que este le había pedido al presidente municipal 5 millones de pesos porque su hijo estaba secuestrado y le estaban pidiendo tal cantidad de dinero y que si él le ayudaba su hijo aparecería en el momento oportuno.

Es decir, en todo este tiempo, más de un año, la investigación de la Fiscalía de Nayarit se enfocó en demostrar el delito de evasión de reo, que, por cierto, fue la denuncia que presentó el director de Seguridad Pública, Ricardo Guerra, el mismo día de los hechos, a la misma hora que lo hizo Álvaro Macías por el delito de Desaparición Forzada de Persona, pero de este delito de evasión de reos nunca se abrió una carpeta de investigación, al menos no se tuvo conocimiento alguno de que una o más audiencias se hayan llevado a cabo para demostrar que Salvador Macías se habría fugado y no desaparecido de la cárcel preventiva municipal de Bahía de Banderas.

Sin embargo, según se escuchó a la representante social de la Fiscalía, esta no tomó en cuenta la carpeta de investigación que se abrió en Irapuato, Guanajuato, cuando apareció Salvador Macías en esa ciudad, de esta carpeta solo tomó un dato que fue solicitado luego de la aparición de Salvador Macías en el que se pidió el reporte del apoyo de la zona militar de Irapuato, Guanajuato, como primer respondiente ya que Salvador Macías, en su declaración que dio a este medio de comunicación, o sea, no mencionó la carpeta de investigación de aquella fiscalía, sino lo que la “víctima” dijo al medio de comunicación, dio a conocer que había sido ayudado por esta zona militar, que fue ahí donde pidió ayuda y de ahí transferido a la fiscalía Regional de Irapuato, pero que la respuesta del general responsable de aquel campo militar, por escrito informó a la Fiscalía de Nayarit que en esa zona militar no se tenía ningún registro a nombre de Salvador Macías Valdez.

O sea, toda la información que recabó la Fiscalía General de Nayarit se enfocó a demostrar que el delito cometido se trataba de una evasión de reo, es decir, nunca se esforzaron (con base en que) en demostrar que se trató de un delito de desaparición forzada de persona tan es así que la Fiscalía no ejecutó las ordenes de aprehensión contra varios funcionarios municipales que participaron o se involucraron en la detención ilegal, la privación de su libertad y posterior desaparición de Salvador Macías, ordenadas por un juez del Centro Regional de Justicia Penal con sede en Tepic, Nayarit. Durante todo este tiempo lo que si se supo es que un funcionario cercano al alcalde, Jaime Cuevas, acoso (donde esta la denuncia) a Álvaro Macías para que este le dijera donde estaba su hijo, que él lo sabía, pero luego cambio su mensaje, le empezó a decir que ya se sabía que su hijo estaba secuestrado y que él, Álvaro, ya lo sabía, pero que el presidente municipal estaba dispuesto a ayudarle para recuperar a su hijo y es que llego un momento dado en que Álvaro Macías, se quedó sin dinero por dicho juicio al grado de pedir por escrito al alcalde que se le apoyara económicamente para buscar a su hijo, ya que su hijo había desaparecido de su cárcel y tenían responsabilidad también de ayudarle a buscar a su hijo pero la respuesta, también por escrito, fue negativa argumentando que no le competía al municipio aportar ese apoyo.

Hay pues mucha información vertida en audiencias que demuestran que la investigación de la Fiscalía General de Nayarit nunca se enfocó a demostrar el delito de Desaparición Forzada de Persona, sino que dio tiempo para que se formulara la carpeta de investigación del delito de evasión de reo, tan es así que el MP de esta causa penal, no hizo lo posible de obtener la carpeta de investigación de la Fiscalía de Irapuato, Guanajuato, esta tuvo que ser obtenida de manera personal por parte de Salvador Macías, de lo cual yo fui testigo, pero tres meses y medio después, ya que dicho MP nunca atendió el reclamo de salvador Macías de que pidiera esta carpeta de investigación para continuar con su juicio. (repite lo mismo de la carpeta)

Pero lo que si avanzó y rápido, fue la denuncia del alcalde, Jaime Cuevas Tello contra Salvador Macías que fue interpuesta durante el mes de enero 2019 y de la denuncia por evasión de reo que se interpuso por parte del director de Seguridad Pública, nada se supo, no hubo audiencias, en tanto fuera de del marco de los crímenes cometidos contra Salvador Macías, su padre recibió visitas continuas por parte del funcionario cercano al alcalde hasta que lograron el objetivo de tratar de desvirtuar el delito que involucraba directamente al alcalde, por ser el responsable director de la cárcel municipal y porque en todo momento supo de la detención ilegal y la privación ilegal también de la privación de su libertad de Salvador Macías, así como de la intervención de más funcionarios municipales que se sabe participaron en estos hechos que dieron inicio a la desaparición de Salvador Macías de la cárcel municipal.

De hecho, las audiencias intermedias que deberían darse con los custodios detenidos y con el ex director de Seguridad Pública, Ricardo Guerra, por un motivo u otro, fueron transferidas a modo, incluso hicieron ir a Tepic a Salvador Macías y ahí mismo se le notificaba que la audiencia no se había programado, esto para agotarlo económicamente y esto ocurrió varias veces y si se llevaba a cabo, por diverso motivo la defensa y representación social de Salvador Macías, pedían más tiempo de investigación, es por ello que hay sospecha que de que se manipulo la información recaudada a modo de favorecer al alcalde de Bahía de Banderas.

Es toda una historia de usar recurso público para utilizar a medios de comunicación para desvirtuar lo que en apariencia se trata del delito de Desaparición Forzada de Persona en agravio de Salvador Macías Valdez, que desde las primeras audiencias los mismos jueces de control al escuchar las declaraciones de los detenidos fortalecía las características que configuran este tipo de delito y que tenían que ver con el ocultamiento de información por parte de los servidores públicos detenidos y la falsedad de documentos y declaraciones de estos funcionarios que fueron debidamente comprobadas durante audiencias donde se presentaron medios de prueba científicos que contradijeron a todo lo declarado por los funcionarios.

Se trata pues de un caso que deberá, al final, salir de la esfera de la Fiscalía General de Nayarit, y del centro regional de justicia penal de Nayarit que tienen mala fama a nivel nacional e internacional por corrupción de sus funcionarios. Las fotografías corresponden al día en que Salvador Macías, fue atendido por la Fiscal Regional B de Irapuato Guanajuato, licenciada, Claudia Elizabeth Mota Ávalos.

Compartir

Reportera

error: Content is protected !!