Investigadores de la NASA aseguran que Marte tenía grandes cuerpos de agua muy parecidos a los de la Tierra

Algunos cambios en las placas tectónicas de la Tierra habría sido la razón que marcó una diferencia entre ambos planetas

infobae.com

A principios de octubre, la NASA anunció que con ayuda de su rover Perseverance, enviado a Marte a comienzos de 2021, se pudo afirmar lo que desde hace varios años era solo una hipótesis: el planeta rojo alguna vez tuvo agua.

De acuerdo con la Agencia Espacial de Estados Unidos, el robot logró encontrar indicios en el cráter Jezero, uno de los más amplios e importantes de dicho planeta, como una serie de rocas en la parte superior que formaban algunos escarpes (fenómeno geológico que divide un terreno de forma abrupta), así como un grano muy fino en su parte inferior similar a la arcilla, que revelaría el cauce y formación de agua en dicho terreno

“Esta es la observación clave que nos permite confirmar de una vez por todas la presencia de un lago y delta de un río en Jezero. Obtener una mejor comprensión de la hidrología meses antes de nuestra llegada al delta dará grandes dividendos en el futuro”, indicó Nicolas Mangold, científico de Perseverance del Laboratoire de Planétologie et Géodynamique en Nantes, Francia.

Por su parte, la NASA explicó por medio de un informe de su investigación publicado en la revista Science que “los hallazgos se basan en imágenes detalladas que el rover proporcionó de pendientes largas y empinadas llamadas escarpes, que se formaron a partir de la acumulación de sedimentos en la desembocadura de un antiguo río que hace mucho tiempo alimentaba el lago del cráter”.

Ahora bien, en las últimas horas varios científicos que trabajan en el proyecto Perseverance han dado algunas declaraciones que amplían el fenómeno astronómico propuesto por este descubrimiento. De acuerdo con los investigadores, en Marte no solo hubo agua sino que además era tanta que en algún momento de su historia se podía comparar incluso con los recursos hídricos que tiene la Tierra.

21-09-2021 Interpretación artística de un Marte con agua superficial similar a la de la Tierra.
POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA
NASA EARTH OBSERVATORY/JOSHUA STEVENS
21-09-2021 Interpretación artística de un Marte con agua superficial similar a la de la Tierra. POLITICA INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NASA EARTH OBSERVATORY/JOSHUA STEVENS

Así lo informó Becky McCauley Rench, científica que hace parte del proyecto, por medio de un video que la NASA publicó en su canal de YouTube. Según enseña la experta, aunque hoy en día el planeta rojo es precisamente eso: un astro rodeado de arena rojiza, en el pasado el mismo contaba con un clima “más cálido y húmedo”.

“Si bien Marte es hoy un planeta muy seco hay evidencias de antiguos lagos y arroyos hace 4.000 millones de año (…) incluso pudo haber tenido un océano norteño poco profundo”, agregó Rench.

El video además utiliza varias imágenes de apoyo en las que se mostraría de forma explícita, por medio de una recreación computarizada, la forma y detalles geológicos que tendría Marte justo después de que se formó la Vía Láctea, galaxia en la que está el Sistema Solar. De hecho, para la investigadora ambos planetas (Tierra y Marte) eran similares al comienzo del desarrollo de esta parte del universo gracias a que los dos fueron hechos con base en los mismos materiales orgánicos.

Entonces, si tanto la Tierra como Marte eran muy parecidos en la cantidad de agua que poseían, ¿por qué el planeta rojo empezó a volverse árido e inviable para la creación o permanencia de la vida?

La principal tesis que tienen los expertos y que Rench trata de explicar en el video es que con el tiempo la Tierra empezó a desarrollar capas tectónicas lo que derivó en que el agua fuera transitando con más velocidad y por ende a esparcirse de forma mucho más uniforme por el planeta; esto ayudó a crear la vida. Por su parte, en Marte “la actividad geológica disminuyó y desapareció el agua; esta es precisamente la razón principal por la que los “dos planetas son muy diferentes” en la actualidad.

Compartir
error: ¡Atención!