Investigador demuestra efectividad de terapia mexicana contra el cáncer

jornada.unam.mx

La sustancia hidralazina se utiliza desde los años 50 para el manejo de la hipertensión arterial, y el antiepiléptico valproato de magnesio lleva casi 40 años en el mercado. Ambos han demostrado que son seguros, carecen de efectos adversos y, además, en conjunto funcionan en el control del linfoma cutáneo de células T, un tipo raro de cáncer, que daña la piel y provoca comezón casi imposible de controlar.

Un estudio con pacientes del Instituto Nacional de Cancerología, a cargo del doctor Alfonso Dueñas, demostró la efectividad de las sustancias unidas en una sola molécula, denominada Transkrip, para mejorar la calidad de vida de los pacientes que sienten comezón intensa y usan cremas o pastillas para aliviar este síntoma.

En México, cada año se registran alrededor de 100 casos nuevos de la enfermedad. Existen cinco medicamentos innovadores en Estados Unidos y Europa, de los cuales sólo uno está disponible en el país, a un costo cercano a 100 mil pesos mensuales.

Dueñas desarrolló Transkrip como terapia epigenética, es decir, de combate a las alteraciones genéticas que favorecen el desarrollo de células cancerígenas. En el mundo hay unas 80 moléculas epigenéticas, y la mexicana Transkrip es una.

Además de su eficacia y seguridad terapéutica, es 80 por ciento más barata respecto de los productos innovadores, aseguró el investigador en entrevista. Desde 2003 Dueñas demostró la eficacia del medicamento en el manejo del cáncer cérvico uterino avanzado.

Luego, en 2010, hizo lo mismo con el síndrome mielodisplásico, el cual es una preleucemia. Los afectados no tienen buena producción de sangre, desarrollan anemia y sus cuentas de plaquetas, así como sus glóbulos rojos, son bajos. Tienen mayor riesgo de presentar infecciones graves e incluso de morir por esa causa. De no atenderse, en pocos meses el síndrome evoluciona a leucemia, explicó.

Con la combinación de hidralazina y valproato de Magnesio, el investigador comprobó que se reduce la necesidad de transfusiones sanguíneas y se incrementan las cuentas de glóbulos rojos y plaquetas. La calidad de vida de los pacientes mejora notablemente.

El linfoma cutáneo de células T y el síndrome mielodisplásico son enfermedades raras por su baja prevalencia. De ahí que los estudios clínicos para comprobar la eficacia de Transkrip se hayan realizado con 14 y 12 pacientes, respectivamente. El investigador Dueñas aseguró que con base en criterios científicos internacionales, la cantidad de participantes es suficiente para demostrar que el tratamiento es efectivo y seguro.

Ese no ha sido el razonamiento de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) que, si bien, en 2009 autorizó el registro de Transkrip para el tratamiento de cáncer de cérvix avanzado, lo negó en 2010 e hizo lo mismo en diciembre de 2016 para el manejo del síndrome mielodisplásico y el linfoma cutáneo, respectivamente.

En ambos casos, los integrantes del Comité de Moléculas Nuevas de Cofepris concluyeron que se requiere mayor información y estudios clínicos con más pacientes. Alfonso Dueñas afirmó que la respuesta de la autoridad sanitaria no corresponde con los estándares internacionales de la ciencia. En cambio, niega a los afectados la posibilidad de tener acceso a tratamientos eficaces, seguros y de mucho menor costo.

Aparte está el hecho de que Transkrip es resultado de un trabajo de investigadores nacionales, a los que se debería impulsar a seguir trabajando en beneficio de la salud de la población, advirtió.

Hasta ahora no hay en el mundo una medicina que junte las sustancias hidralazina y valproato de magnesio, aunque sí se ha demostrado que su combinación tiene un efecto terapéutico mayor.

Además, hay evidencia de su efectividad en el manejo de diferentes tipos de cáncer y otras enfermedades, señaló Dueñas.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!