Inmobiliaria, Vinculada a VIDANTA, Viola Concesión Federal en Boca de Tomates

Por Paty Aguilar

Lo que se ha manejado con gran hermetismo por parte de las autoridades federales, estatales y municipales, tanto de Bahía de Banderas como de Puerto Vallarta, empieza a salir a la luz pública la problemática de la zona de Boca de Tomates y rivera del Rio Ameca, ya no como reclamos populares al Grupo VIDANTA por el impacto ambiental que con maquinaria pesada se ha provocado al extraer miles de toneladas de material pétreo del cauce del Río Ameca, sino por la vía legal dado que por fin se tuvo acceso a la concesión federal que le permitió a una empresa vinculada al emporio turístico antes mencionado desarrollar el área, la cual fue negada hasta la fecha a diversos actores que lo han solicitado ante todas las instancias de gobierno y por todas la vías posibles.

Dicha concesión federal fue registrada bajo el expediente 1088/JAL/2012 que concede el título de concesión DGZF/720/12, emitida por la Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros de la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales, otorgada la empresa RGL Arrendadora de Inmuebles S.A de C.V., a solicitud de Luis Fernando Radillo González, en su calidad de apoderado Legal, según firma al calce del documento que le permite a la empresa el derecho de aprovechar una superficie de 62, 545.31 metros cuadrados de terrenos ganados al mar del lugar que se conoce como Boca de Tomates, perteneciente a la delegación Las Juntas, municipio de Puerto Vallarta, Jalisco.

Dentro del documento, en el Título III de Reversión, clausula XVI inciso (b) le prohíbe construir cualquier tipo de construcción, ya sea fija o semifija, lo cual, en los hechos no se ha respetado porque se construyó un puente colgante sobre el Río Ameca que conecta este nuevo desarrollo en Puerto Vallarta con los hoteles de VIDANTA construidos en Bahía de Banderas, además de que del lado de Puerto Vallarta se construye un campo de golf como parte del mencionado proyecto turístico que se construye, presumiblemente, en tierras que pertenecen al Ejido de Valle de Banderas y por ende, no cuentan con escrituras y si las tienen, motivo por el cual, las autoridades municipales de Puerto Vallarta y Bahía de Banderas, les dieron permisos de construcción, estas podrían ser irregulares dado que la tierra es ejidal y no ha sido regulada para desincorporar tierras para fines de desarrollos habitacionales o turísticos, según argumenta dicho Ejido en juicio agrario que lleva a cabo para rescatarlas.

Cabe mencionar que el nuevo proyecto que tiene como plazo construirse en 6 años, aparece autorizado en el listado de proyectos de la Gaceta Ecológica de la Delegación General de Impacto y Riesgo Ambiental de la SEMARNAT con fecha 12 de mayo del 2016.

Finalmente, recordar que hace aproximadamente tres o cuatro años, en rueda de prensa que se llevó a cabo en el SEAPAL, Puerto Vallarta, el Ingeniero, José Abraham Chedid, director de la Cuenca Lerma Pacífico, al cuestionarle sobre si el GRUPO VIDANTA, tenía tenia concesión o permiso de hacer obra civil y extraer material pétreo en la rivera y en cauce del Río Ameca, señaló que si contaba con dicha concesión y permisos, pero no para construir obras, pero que no podía socializar el documento porque estaba reservado. Dicha concesión, cabe señalar, se otorgó por la SEMARNAT, cuando el Secretario era, Jorge Luege Tamargo, en el sexenio de Felipe Calderón, en el año 2012.

Compartir

Reportera. Copyright © Todos los derechos reservados Noticias Puerto Vallarta. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, reproducción y cualquier otro tipo de uso de los contenidos de este sitio.

error: ¡Atención!